Mazda2 2011 al completo


Mazda ha decidido darle un lavado de cara a su modelo más pequeño, el Mazda2. Como sabéis, se trata de un utilitario que está disponible tanto en 3 como en 5 puertas, algo que no cambiará. Estéticamente hay cambios tanto en el exterior como en el interior, mientras que los materiales utilizados son de mayor calidad. El equipamiento es continuista, el peso se reduce y los motores siguen siendo los mismos aunque con pequeños cambios.

Cambios estéticos

El modelo europeo ha sufrido cambios muy parecidos a los del modelo estadounidense, más orientado a la familia. Eso se aprecia en detalles como la inclusión de faros antiniebla o la modificación de la boca de refrigeración, ahora insertada en un amplio frontal. Además, las versiones Sportive incluyen el kit deportivo SAP, opcional para el resto de acabados. Añade faldones laterales y un alerón de techo, todo para que se vea más deportivo.


Los colores para la carrocería son en total once, dos de los cuales son nuevos: Aquatic BLue Mica y Burgundy Red Mica. Lo que también cambia es el diseño de las llantas, de aluminio y de 16 pulgadas. Los tapacubos también han sido rediseñados para ser un poco más atractivos, aunque ya se sabe que donde esté una llanta que se quite cualquier tapacubos.

Cambios en el interior

El interior, una de las zonas más descuidadas en el anterior Mazda2, ha sufrido cambios importantes. Para empezar, la consola central ha sido rediseñada utilizando materiales de mayor calidad para garantizar su durabilidad. También hay que destacar las salidas de aire con molduras negras y embellecedores plateados, así como la instrumentación del conductor, que ahora tiene un fondo negro y la numeración en blanco.


En lo que a confort se refiere, hay que mencionar la nueva guantera cerrada que han situado en el lado del acompañante. El espacio del habitaculo sigue siendo el mismo y el maletero da cabida a un total de 250 litros.

Equipamiento

Lo más extraño de todo es que de serie sólo vienen 2 airbags, los obligatorios que debe llevar por ley, vamos. Tan solo los acabados superiores ofrecen los airbags laterales y de cortina. El control de estabilidad DSC+ viene de serie en el acabado Sportive, mientras que en el resto de acabados hay que añadirlo como un extra.


De serie sí podemos hablar del aire acondicionado, los retrovisores eléctricos o la radio CD MP3. Esto es en el acabado más básico, el Active. En otros acabados como el Style también viene de serie el ordenador de a bordo, los retrovisores calefactados con plegado eléctrico o la entrada auxiliar de audio.

El Style+, todavía por encima, incluye climatizador automático, luces antiniebla y elevalunas eléctricos traseros. El Sportive, el más completo de todos, viene con volante y pomo de piel, sensores de luz y lluvia, control de tracción TCS, kit exterior deportivo SAP, llantas de aleación de 16 pulgadas, equipo de sonido con 6 altavoces y el anteriormente mencionado DSC+.

Reducción de peso

Mazda es una firma que en los últimos años ha apostado por la reducción de peso en todos sus modelos, y el Mazda2 no ha sido una excepción. Pesa 22 kilogramos menos que su antecesor debido al uso de aceros de alta resistencia, a la mejora de la suspensión, a la eliminación del resonador y a la reconstrucción de los altavoces en el interior. Detalles que parecen absurdos pero que hay que tener en cuenta.


Con todo ello se logra reducir las emisiones y el consumo, además de garantizar un mejor comportamiento en carretera.

Motorizaciones

Los motores siguen siendo los mismos, pero hay cambios para cumplir con la famosa normativa Euro 5. En total hay tres motores a elegir, dos gasolina y uno diésel. Las potencias oscilan entre los 75 y los 102 CV con transmisiones manuales, aunque también cabe la posibilidad de conducir con una transmisión automática.


El más básico es el 1.3 de 75 CV, con un consumo de 5,1 litros a los 100 km y con unas emisiones de 119 gramos por kilómetro recorrido. Justo por encima se sitúa el diésel 1.6 CRTD de 95 CV, con un consumo de 4,2 litros a los 100 km. Por último, el más potente de todos es el gasolina 1.5 de 102 CV, con un consumo de 5,1 litros a los 100 km si es en versión manual, mientras que si la versión es automática esa cifra asciende hasta los 5,8 litros a los 100 km.

Precios

– Mazda2 Active 3P / 5P 1.3 l. 75 CV desde 12.950 €
– Mazda2 Style 3P / 5P 1.3 l. 75 CV desde 13.200 €
– Mazda2 Style+ 3P / 5P 1.3 l. 75 CV desde 13.700 €
– Mazda2 Sportive 3P / 5P 1.5 l. 102 CV desde 15.000 €
– Mazda2 Style 5P 1.6 l. CRTD 95 CV desde 16.100 €
– Mazda2 Style+ 5P 1.6 l. CRTD 95 CV desde 16.600 €
– Mazda2 Sportive 5P 1.6 l. CRTD 95 CV desde 17.200 €

1 comentario

  1. Me gustaria sabet oara q sirve el botoncito q tirne en palanca de los cambiostiene dos uno para la palanca y otro chiquito q sr para q sirve

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *