Mazda 1, el proyecto más largo de la historia


Ya se empezó a hablar de él en el 2009, se hicieron incluso las recreaciones que podéis ver en estas fotos. Pero desde la reciente alianza entre Mazda y Fiat la llama se ha avivado y parece que los rumores ya empiezan a corretear y hacer de las suyas.

Fiat y Mazda se han juntado para diseñar la plataforma del próximo Alfa Romeo Spider, que será también la base de la próxima generación del coche de los mil millones de dólares: el Mazda MX-5. Fiat ya tiene mucha experiencia en crear pequeños cochecitos que dejan a sus clientes encantados. Recordemos que se alió con Ford para desarrollar juntos un chasis que luego resultaría en el Fiat 500 y el Ford Ka. De ahí que Mazda quiera aprovechar esa sinergia y experiencia para tener por primera vez un pequeñín situado por debajo del Mazda 2.

Los tiempos y los mercados están dándole la razón a estos coches. Su popularidad crece y crece, tanto en Europa, como en Estados Unidos, como en los famosos mercados emergentes. Coches de bajo coste y, sobre todo, muy eficientes. No me cuesta imaginar este Mazda 1 con el bicilíndrico más célebre de Fiat; el motor Twin Air.

Todavía se lo están pensando

El CEO de Mazda, Yasuhiro Aoyama, dice que hay dos líneas posibles para la evolución de este modelo. O bien se lo plantean como un Volkswagen Up!, con cierto glamour y aspiraciones a top model, o bien tiran por el más puro estilo lowcost. Esto es lo que se está valorando ahora mismo. Si hablamos de cosas que ha hecho Fiat con sus alianzas y volvemos al Ford Ka, yo creo que ésta es una solución de compromiso ideal, puesto que su precio no es para niños de papá y su calidad es excelente. El Mazda 1 debería situarse en ese lance entre el Ka, el Seat Mii, el Chevrolet Spark, el Opel Adam, etc.

Sin duda será el proyecto más largo de la historia, porque en Mazda dicen que si todo evoluciona favorablemente, el benjamín de la casa nacería en el 2015. Es decir, desde que se empezó a hablar de él hasta su materialización, habrían pasado seis años.

Seis años para construir un coche del segmento A… Por Dios… ¿tan difícil es?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *