Los temidos radares de tramo


La DGT está cogiéndole el gustillo a eso de poner radares en todas partes. Ahora, para que los conductores que circulan a una velocidad superior a la permitida salgan escarmentados, han decidido instalar los famosos radares de tramo. Estos empezarán a multar a principios de 2010.

Estos radares son capaces de medir la velocidad media de un vehículo en un tramo determinado de la vía. Esto hará que no sirva de nada frenar de golpe al pasar justo por debajo de ellos o intentar cambiar de carril hábilmente para eludirlos. Los radares de tramo están fabricados contra esos truquillos que todos hemos utilizado alguna que otra vez.

La fecha y la ubicación de los mismos será conocida una vez que la DGT decida ponerlos en funcionamiento. En un principio se colocarán en los túneles más peligrosos de España, aunque progresivamente se irán instalando en lugares no tan peligrosos pero sí muy concurridos.

El Centro Español de Metrología ha homologado estos radares que ya se encuentran en fase de pruebas. Están compuestos por dos cámaras (una al principio del tramo y otra al final) y son capaces tanto de fotografiar la matrícula como de registrar la hora exacta en la que se ha producido el exceso de velocidad. Medirán la velocidad de tramos de entre 3 y 5 kilómetros.


Estos radares serán indicados con la misma señalización que se utiliza para los radares que hay hoy en día en las carreteras españolas. Además, contarán con un sistema de vigilancia especial para evitar actos bandálicos. Por si fuera poco, no podrán ser detectados por los dispositivos antirradar tipo GPS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *