Los rusos se están comprando todos los Ford Kuga y llega la nueva Transit Connect: más de 1.000 puestos en Almussafes para cubrir la demanda


Pues eso, que los rusos nos están dejando sin Ford Kuga. Un buen número de los que salen de la planta valenciana se están yendo para allí. Los representantes sindicales y los ejecutivos de Ford están todos dándose palmadas en el hombro y cremita, después de un trienio en vilo.

En el 2009 se perdió un turno de fabricación con todos sus trabajadores, y el año pasado retiraron al Ford Fiesta de Almussafes, después de 35 años de historia en la fábrica. En plena fase de contracción de la factoría, también se llevaron fuera al nuevo Focus. El anuncio de una fuerte inversión en maquinaria y ampliación de terreno, 400 puestos directos, 600 indirectos y la recuperación del turno de noche, destensa una situación que comenzaba a crear animosidades entre los trabajadores y la empresa.

Renault-Nissan apuestan firme por el suelo español, y Ford replica. No es que tuvieran fe ciega desde el inicio, pero la sorpresa del Kuga y las ventas saneadas del C-Max han inclinado la balanza para que Ford también decida montar la próxima Transit Connect. La gama de vehículos comerciales de Ford está ya en plena renovación y prevista para su lanzamiento el 2014 sumando otra variante inédita, la Transit Courier.

Con prisas

Por eso, a partir de este mismo septiembre la actividad se va a poner algo frenética en Almussafes. También habrá turnos extraordinarios los sábados desde junio para hacer frente a las solicitudes del Ford Kuga.

Cabe decir que el fabricante ya había anunciado en abril un plan de ruta para los próximos cinco años que era bastante alentador, pero hasta que estas cosas no se materializan nadie se cree nada. La sorpresa es que haya tenido que acelerarse tanto y empezar a implantarse tan precipitadamente, antes incluso de la llegada del 2014, que es cuando supuestamente este acuerdo de competitividad debía tomar vigencia.

Aparte del aumento de unidades de Kuga y C-Max, la nueva Transit Connect se fabricará a razón de 1.300 diarias. Es menos cantidad que los Ford Fiesta que podían sacar por jornada, pero también un vehículo industrial o comercial es más costoso y lento de hacer, tanto en carrocería como en pintura.

Que los rusos se vuelvan locos con el Kuga está bien, y que el C-Max agrade a las familias también. Pero Almussafes ha de recuperar un superventas, si no el Fiesta, que vuelva el Focus, como ya lo tuvieron en la primera y la segunda generación. Es la única manera de asegurar el tiro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *