Los coches de LeBron James


LeBron James, también conocido como “The King”, está considerado uno de los mejores jugadores de la NBA (sino el mejor). La emoción que siente por el baloncesto solo puede compararse a otra de sus grandes aficiones: llenar su mansión de Coconut Grove (Florida) de los coches más exclusivos y llamativos del mundo. ¿Queréis conocer la colección de coches de LeBron James? Seguid leyendo.

En 2003, cuando el alero contaba con solo 19 años, los Cleveland Cavaliers le seleccionaron en primera posición de Draft con el número 23 a la espalda, y como recompensa, su madre le compró un Hummer H2 amarillo con motor V8 y nada menos que 398 caballos de potencia. Le gustó tanto que no necesitó otro modelo hasta el año 2008, cuando el cuatro veces campeón de la Conferencia Este encestó 52 puntos en el Madison Square Garden. A la mañana siguiente, James se compró un Ferrari F430 Spider modificado por el programa Unique Whips para celebrar su reciente registro anotador.

El Rey de las canchas, y de los superdeportivos

El resto de la historia lo marcan sus facetas en la cancha y sus excentricidades como amante del motor y la velocidad. A partir de este momento, tanto las victorias como los premios individuales hicieron de LeBron un auténtico comprador de coches compulsivo. En 2009 se compró un Maybach 57S de casi 400.000 euros, un Bentley Continental GT de 250.000 euros, el muscle car americano Dodge Challenger SRT con motor V8 6.4 litros de 70.000 €, un Ferrari 599 (regalo de su 29 cumpleaños) y para terminar con el mejor mate al coche del año, un deslumbrante Rolls-Royce Phantom cuyo valor asciende a los 600.000 euros. ¿Se dice pronto, verdad? no olvidemos que todos y cada uno de ellos tienen además detalles personalizados esculpidos expresamente por mandato del jugador.


En el año 2010, cuando James estaba a punto de disputar su sexto All-Star consecutivo y acababa de fichar por los Miami Heat, se le vio pasear por las calurosas costas de Florida con un Mercedes-Benz S63 AMG de 160.000 euros, un Range Rover HSE de 95.000 €, un Chevy Impala descapotable de 1975, un Jeep Wrangler Unlimited de 35.000 euros y para rematar, un Chevy Camaro SS customizado de 45.000 €.

El 2012 llegó siendo un año muy especial para James tras consagrarse con su primer anillo de campeón de la NBA (actualmente es poseedor de dos). Aquello lo celebró por todo lo alto comprándose un par de modelos Porsche 911 Turbo S, uno blanco y otro azabache, para que tanto él como su mujer Savannah Brinson puedan ir conjuntados.

Actualmente se ha unido a la moda del tuning exótico de vehículos deportivos, mandando personalizar un Lamborghini Aventador para que combinara con sus zapatillas marca Nike ¿No hubiera salido más barato hacerlo a la inversa? Como siempre, cosas de multimillonarios.

Galería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *