Los coches de George Barris (I)


Seguramente, a muchos de vosotros el nombre de George Barris no os dirá nada. Sin embargo, si os digo que es el creador de algunos de los coches más famosos de la televisión como el modo “pursuit” de Kitt, el coche de La Familia Monster o el Batmóvil del primer Batman, la cosa ya cambia. Efectivamente, de la mente de George Barris han salido algunos de los modelos más conocidos de la pequeña y gran pantalla. ¿Recuerdas alguno de estos modelos de estas míticas series de televisión?

El Oldsmobile – Los nuevos ricos – (The Beverly Hillbillies) -1962


Bajo el contexto de una familia de ganaderos que se muda a Bervely Hills después de hacerse rica de la noche a la mañana, esta serie cómica de televisión conquistó la audiencia americana desde 1962 hasta 1971. En un lugar tan rebosante de elegancia y estilo, Jethro Bodine llevaba a su familia de aquí para allá en un destartalado coche lleno de paja, regaderas, palas, picos, cazuelas de leche y hasta una mecedora para la abuela. George Barris dio un aspecto totalmente ranchero a un Oldsmobile Model 46 de 1922 que encontró por casualidad en una tienda de alimentación de Los Ángeles. El modelo no tenía marcha atrás y presentaba algunos defectos, pero nada que importe demasiado a alguien que conduce con peto y mastica un tallo de trigo.

El Munsters Koach – La familia Monster – 1964


El coche más fúnebre de la televisión (más aun que el Packard V-12 de la familia Addams) pertenecía a un clan de lo más inusual: la familia Monster. En pantalla desde 1964 hasta 1966, esta cómica serie incluía un amplio elenco de personajes de ultratumba y un coche que llamaba la atención al público infantil y adulto: el Munsters Koach. George Barris lo diseñó en menos de 30 días a base de 3 unidades Ford Modelo T, y aunque el coche acabó midiendo 5 metros y medio de longitud, su motor Ford Cobra 289 de 1966 le proporcionaba nada menos que 300 CV de potencia.

Sin embrago, no es el único coche diseñado por Barris. En un episodio, el abuelo Monster debía competir con su propio vehículo para salvar el Munster Koach que Herman (el monstruo de Frankenstein) había perdido en una apuesta. Así conocimos el Drag-u-la, un sarcófago rodante con chasis de Dragmaster y motor Mustang V8 de 350 caballos y 4 velocidades.

Ford Model A – My Mother, the Car – 1965

Una serie que no triunfó demasiado en la televisión americana de los 60 fue ‘Mi madre, el coche‘, que solo dispuso de una temporada en antena. La trama de esta cómica historia de fantasía sigue las hazañas del abogado David Crabtree, que después de ganar un coche, descubre que éste posee el espíritu de su difunta madre (Gladys), quien habla con él a través de la radio. George Barris lo diseñó teniendo como base un Ford Model A de 1928, un modelo Maxwell, un Hudson y un motor Chevrolet V8 de 283 CV. El video muestra el momento en que Crabtree habla por primera vez con su madre, el coche.

Batmóvil – Batman – 1966


Aunque el Batmóvil ha sido un gran aliado del hombre murciélago desde mayo del año 1939, Gotham City no salió del cómic a la televisión hasta que la serie ‘Batman’ (protagonizada por Adam West) hizo las delicias de los niños desde 1966 hasta 1968. Sus productores necesitaban un Batmóvil a escala real y su diseñador, Dean Jeffries, abandonó esta misión por falta de tiempo. La cadena ABC necesitaba que alguien diseñara un coche en tiempo récord, así que llamaron a George Barris. En solo 3 semanas, transformó un prototipo Lincoln Futura de 1955 en el avanzado e inalcanzable coche del hombre enmascarado. Este vehículo ya había debutado en el cine con la película ‘It Started with a Kiss’ de 1959. Cuando Barris ya había terminado el coche y lo estaba probando en una autopista de Hollywood, la policía lo detuvo porque pensaban que se trataba de un loco.

La “belleza negra” – Avispón Verde – 1966


Aunque el rodaje de ‘Green Hornet’ solo dio para una temporada de 26 episodios (desde 1966 hasta 1967) la serie que impulsó a Bruce Lee al estrellato de Hollywood es una de las más exitosas de la cadena ABC americana. La historia cuenta cómo un intrépido editor periodístico (Gordon Jones) y su chofer Kato luchan contra la delincuencia a bordo de un coche con multitud de cualidades: armamento, potencia, faros que confunden a los villanos, saltos imposibles y lo más importante, un sistema de camuflaje que lo hace invisible. Antes de ser remodelado por George Barris, el modelo era nada menos que un Chrysler Imperial de 1966.

KITT versión “super-pursuit Kitt” – El coche fantástico – 1982

En la década de los 80, millones de niños soñaban con ser Michael Knight y tener aquél reloj que llamaba a K.I.T.T, “el coche fantástico”. ¿Te imaginas hablar con un coche que conduce solo, tiene sentimientos y detenía cacos a base de saltos turbo-boost? El modelo usado en la serie fue un Pontiac Firebird Trans AM con un motor V8 de 310 caballos y, aunque actualmente es uno de los automóviles más míticos de la historia de la televisión, en los años 70 no tuvo mucho éxito y solo estuvo en producción 3 años. Para ser justos, el creador original de aquél avanzado coche fue Michael Scheffe, aunque George Barris diseñó su versión convertible y el inalcanzable “super-pursuit Kitt”, que vemos en el siguiente video.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *