Límites de CO2 para furgonetas


La Unión Europea continúa retocando las leyes para que poco a poco podamos vivir en un mundo mejor. En esta ocasión el cambio ha afectado a las furgonetas, aunque no entrará en vigor hasta el 1 de enero de 2017. Lo que se pretende es que todas las furgonetas nuevas que se vendan a partir de esa fecha tengan un límite de emisiones de 175 g/km. Esto será así tanto en modelos pequeños como la Peugeot Bipper como en modelos grandes como con doble rueda trasera y 3.500 kg de masa máxima autorizada. Además, la cifra no se detendrá ahí y para 2020 el límite estará fijado en 145 g/km.

Estas cifras no corresponderán exactamente con la cifras legales. Me explico. Son la media homologada ponderada en la ficha técnica. Si hacemos un cálculo rápido, emitir unos 145 g/km equivale a tener unos consumos aproximados de 5 litros por cada 100 km recorridos, lo cual es algo muy optimista en este tipo de modelos. En principio se quería rebajar esa cifra hasta los 135 g/km, pero finalmente no se ha hecho porque esa reducción iba a suponer un coste añadido para el consumidor final de hasta 3.500 euros, pues el coste de desarrollar una tecnología capaz de ofrecer esas bajas emisiones no es moco de pavo.

Todos los fabricantes que superen los límites deberán abonar 95 euros por cada gramo/kilómetro que se exceda del objetivo cada una de las unidades comercializadas. Está medida será válida y aplicable a los vehículos comerciales ligeros con una MMA inferior igual a 3.500 kg y con un peso en vacío de hasta 2.610 kg.

Según hemos podido saber, este tipo de furgonetas son las responsables del 1,5% de las emisiones totales de CO2 de la Unión Europea, por lo que la medida está más que justificada. El Parlamento Europeo ahora sólo tiene que ratificarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *