Limitación para los radares fijos


Los responsables de la DGT están meditando la posibilidad de fijar un número máximo de radares fijos en carreteras, puesto que estos no pueden crecer de forma infinita durante toda la vida. Pere Navarro, el conocido director de la DGT, ha reconocido en un programa informativo matutino que se instalarán entre 150 y 200 radares fijos cada año.

El número de radares tendrá una relación estrecha con la longitud de la vía. El número de kilómetros de la red viaria determinará el máximo de estos odiados aparatitos que se podrán colocar. Un grupo de expertos determinarán dónde y cuándo hay que colocar esos radares que están por llegar.

Según Navarro, se tendrán que colocar en vías donde el tráfico es intenso, aproximadamente con más de 6.000 vehículos circulando cada día. De lo contrario, se optará por radares móviles en carreteras como bien pueden ser las secundarias. Estos son mucho más económicos y más efectivos, pues normalmente suelen coger por sorpresa al infractor.

Por último, ha comentado que lo que buscan no es aumentar los ingresos por multas, sino obtener financiación para subvencionar programas y actuaciones para la prevención de accidentes. ¿Dónde están? Yo todavía no los he visto…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *