Lexus borra del mapa todos los diesel


Aquí nadie se pone de acuerdo, hay estudios que prevén un aumento del diesel en los próximos diez años de proporciones mastodónticas. Otros estudios siguen postulando que el diesel es menos contaminante que las hibridaciones. También hay quien está demostrando lo contrario haciendo pruebas en carretera con híbridos. Depende de donde venga, la información es completamente bipolar, y eso es algo que tiene a los compradores en absoluta confusión. Los de Lexus, por su parte, al acabar de lanzar la tercera generación de su berlina IS, han eliminado todos los propulsores diesel de sus coches. Ya no queda ni uno, y lo celebran en un comunicado de prensa. La tecnología Lexus Hybrid Drive es para ellos el camino a seguir hasta la pila de combustible.

El summum de su hibridación es precisamente el IS 300h, con cifras homologadas mucho más satisfactorias que cualquier berlina diesel. Si todo resulta ser cierto y aquí nadie miente, parece que los japoneses han encontrado la llave al futuro inmediato. Es un motor de cuatro cilindros 2.5 con 181 CV unido mediante una caja automática de variador continuo a otro motor eléctrico de 143 CV. Potencia no falta, y la pasmosa cifra declarada es de 4,3 l/100 km.

Estados Unidos, Japón y Europa

Al seguir el estilo agresivo del LFA, los nuevos IS se postulan como serios contendientes para los compradores de bolsillo ancho, que tienden a mirar hacia el segmento lujoso alemán como primera opción. Lexus espera que la tendencia se equilibre. En Estados Unidos, esta rivalidad Japón versus Alemania ya está muy reñida, sobre todo por la presencia, no sólo de los híbridos de Lexus, sino también los de Infiniti y los de Acura (divisiones de lujo de Nissan y Honda, respectivamente). Por no hablar de Japón, donde la victoria de la hibridación sobre el gasoil ya es aplastante y definitiva.

Pero en estos países la reticencia al diesel es histórica y, por ende, su deslizamiento industrial hacia la hibridación ya es más previsible. En Europa, el balance de híbridos traza una curva ascendente también, pero con una inclinación todavía muy tímida. Hasta ahora sólo los japoneses importaban híbridos, pero lo que está haciendo PSA con los Hybrid4 puede hacer que la expansión electrificada se acelere notablemente y que los alemanes se pongan a ello no sólo con modelos testimoniales, sino preparando un desembarco híbrido total.

La gente alberga dudas del todo cabales. Los propios especialistas en el motor también las tienen: ¿qué pasa luego con las baterías?, ¿no son éstas mucho más contaminantes en su fabricación y reciclado?, ¿realmente se ahorra en carretera?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *