La electricidad llega a los tractores de la mano de John Deere

John-Deere-EV
La revolución eléctrica no solo afecta a los fabricantes de coches, camiones y autobuses. También los que se dedican a la producción de tractores quieren ponerse las pilas. El mejor ejemplo es el de John Deere, una compañía que se dedica a la maquinaria agrícola desde Moline, una pequeña localidad situada en el estado de Illinois, Estados Unidos.

Si todo va bien presentarán su primer tractor eléctrico en febrero, concretamente en el SIMA Show de París (no confundir con el SEMA Show, por favor). Se llama SESAM y por ahora es un prototipo que han diseñado tomando como referencia el modelo 6R. Sus siglas responden a Sustainable Energy Supply for Agricultural Machinery.

400 CV eléctricos

Dos motores eléctricos que entregan una potencia de 400 CV son capaces de moverlo durante 55 kilómetros cargando su batería durante tres horas. Dicha batería tiene una capacidad de 130 kWh y ocupa el lugar que ocupaba un monstruoso motor diésel.

Ambos propulsores trabajan a la vez para tirar de una bestia que suele utilizar segadoras y otro tipo de maquinaria auxiliar, motivo por el cual uno de ellos puede funcionar como fuente de alimentación.

Menores costes de mantenimiento

No emite dióxido de carbono, es muy silencioso y es más difícil que sus componentes se rompan o fallen. Es más, requiere un mantenimiento inferior que hará que sus potenciales clientes no tengan dudas a la hora de adquirirlo.

Otra de sus ventajas es el hecho de otorgar su par máximo desde la primera revolución por minuto de sus motores, lo cual es muy útil cuando se trata de trabajar en el campo.

New Holland también pasó del diésel

Hay que decir que no será el primer tractor alternativo del mundo. New Holland, uno de sus principales competidores, ofrece tractores que se alimentan gracias a una pila de hidrógeno para generar electricidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *