La DGT repara todos los radares averiados: ¡mucho cuidado!


Dinero para ayudar a los más necesitados no hay, pero sí para reparar nuestros maltrechos radares. En un país donde la corrupción es el pan de cada día, la Dirección General de Tráfico no ha tenido problemas para poner en funcionamiento todos los dispositivos que tienen como objetivo pillarnos circulando a más velocidad de la permitida. En total son 750 radares fijos y móviles los que están distribuidos por la red de carreteras españolas, unos más escondidos que otros.

María Seguí, la directora de la DGT, estaba preocupada porque últimamente se habían acumulado menos multas de lo que era habitual. Muchos radares se habían averiado y no funcionaban por falta de mantenimiento, algo que a más de uno le habrá salvado el pellejo sin saberlo.

Campaña especial contra el exceso de velocidad

Ahora las cosas son diferentes, esas máquinas tan odiadas vuelven a tener sus “ojos” puestos en la carretera con ganas de fotografiar a los que no respeten los límites de velocidad. Es precisamente esta infracción la que se va a perseguir de forma intensa entre el 20 y el 26 de agosto a través de una campaña especial de control de la velocidad que afectará principalmente a las carreteras convencionales, donde estadísticamente se refleja un mayor número de accidentes mortales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *