Honda CR-Z Mugen RZ, por fin 175 CV


El preparador oficial de Honda ya había redecorado el pequeño coupé híbrido, pero era pura estética. También lo habían exprimido para la competición y para permanecer confinado a los circuitos. Al fin se han decidido hacer las cosas con cabeza y le han metido mano al motor y al sistema de impulsión eléctrico sin que ello suponga un disparate de precio imposible. Ahora, contando con el tamaño y el peso que tiene este pequeñajo, sí que se puede decir en voz alta que es un híbrido deportivo. Atrás quedan los escuetos 120 CV de un vehículo que alardea de ser ecológico pero velocista al mismo tiempo. Mugen nos hace volver a creer en lo que promete el CR-Z. Hace ya más de un año que se habló de él, pero sonaba todo un poco irreal y desmadrado para los clientes normales.

Aún así, la dicha no es completa, porque sólo se venderá en Japón y sólo serán 300 unidades. Todo lo que podemos hacer es cruzar los dedos para que tenga tanto éxito que decidan exportarlo y venderlo como la versión radical del CR-Z. El 26 de noviembre sale a la venta, y a partir de aquí la suerte está echada.

Reforma total

Visualmente siempre prefiero decir pocas cosas, para eso están las fotos y los gustos personales. Sí cabe remarcar que el estilo es puramente tuning japonés, con su idiosincrasia propia y que cautiva a medio planeta. O te alucina o lo detestas. Pero dejando a un lado estas valoraciones, sí que hay que contar que Mugen ha mejorado aún más la aerodinámica, que ya de por sí es excelente tal y como viene el vehículo de serie. El preparador ha añadido un enorme alerón, entradas de aire, un labio frontal y un difusor trasero, además de un necesario cambio de suspensiones, frenos y gomas de 205 con llantas de 17 pulgadas.

Pero la madre del cordero está dentro. Al motor de 1.500 centímetros cúbicos le han puesto un turbo y un nuevo escape que lo suben hasta los 154CV. El motor eléctrico también ha incrementado su potencia 20 CV más, y cuando los dos están actuando a pleno rendimiento la cosa se queda en 175 fantásticos CV. Ya tenemos un deportivo híbrido que no es para millonarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *