Honda CR-Z GT Mugen. Cuéntame eso de que los híbridos son aburridos


Honda se retiró de la Fórmula 1 en la temporada del 2008. Ahí empezó el crack financiero y los japoneses fueron los primeros en no hacer el tonto tirando el dinero. Pero eso no significa que Honda dejara de lado sus actividades en competiciones de motor. Ni mucho menos. Lo que pasa es que las hicieron mucho más estratégicas y más cercanas a la gente corriente y a sus clientes, como es el caso de la japonesa Super GT. Además, ahora han anunciado que entrarán en el Rally Dakar y en el Mundial de Turismos del 2013.

Pero en lo más inmediato está esta sorprendente noticia. El 21 de julio, en el circuito japonés Sportsland Sugo comenzará a correr con los Super GT el peculiar deportivo híbrido de Honda. Lo hará en la categoría GT300, que es para coches que rinden por debajo del límite de los 300 CV. Es un CR-Z que deja sin muchos argumentos a los que dijeron que 125 CV eran pocos. A todos esos les puedo asegurar que sin ser ningún cohete, el coche tiene un feeling deportivo intachable y que al volante tienes una placentera sensación de conducir sobre las ruedas del futuro.


Pero este CR-Z no es un don nadie. Lo han desarrollado conjuntamente con Mugen, que es la preparadora oficial de vehículos Honda de competición y de unidades personalizadas para clientes adictos a la potencia.

No podemos decir que Honda se haya adelantado al futuro, porque Toyota ya tiene compitiendo en esa categoría a su Prius GT300 desde hace más de un año. Pero ya se sabe lo que pasa entre los dos nipones: uno tira el guante y el otro acepta el reto. Lo que dicen en Honda es que la capacidad eléctrica de su CR-Z de competición supera a la del Prius.

Cirugía intensiva

Se ha modificado la transmisión para que pueda gestionar el motor biturbo de 2.8 con seis cilindros en V que le han puesto. Cuando pienso en lo que es un CR-Z me pregunto cómo narices han metido eso en el vano motor de este pequeñajo. La propia Honda es la que se ha encargado de darle superpoderes a la parte híbrida del vehículo. La carrocería la han hecho de fibra de carbono, como es natural.

A parte del Prius, el Honda tendrá que vérselas con otros totems de esta competición, como el Subaru BRZ y el Lexus IS-F Racing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *