Fumar en el coche es malo, que te atropelle un autobús también


Hay noticias que uno no sabe por dónde agarrarlas. Que fumar no es saludable no hace falta que te lo cuente nadie. Y que hacerlo en un espacio cerrado como un coche es peor porque el humo no se dispersa tampoco tiene que venir un premio Nobel en medicina a explicártelo. En el Reino Unido se acaba de publicar un estudio científico que mide milimétricamente la concentración de partículas perniciosas para la salud en el interior de un coche donde se está fumando. Ya son ganas de perder el tiempo.

Da igual… Expongamos los datos. La Organización Mundial de la Salud tiene estipulado que una concentración de polución tolerable para el cuerpo es de 25 microgramos por metro cúbico. Una cifra que me parece totalmente aleatoria, pues habría que partir de la base que cualquier índice de polución es sencillamente dañino e intolerable. De modo que todos estamos condenados, porque tragamos polución sí o sí.

Dentro de un coche donde no se está fumando, la cifra de polución es de 7,4, muy por debajo de esos 25 que hemos mencionado. Pero cuando alguien fuma en el coche los científicos británicos registraron valores de hasta 385.

Todo esto viene con el bla, bla, bla típico de que los fumadores pasivos no tienen porqué tragarse ese humo y que los niños son los que están dentro del grupo de mayor riesgo de sufrir consecuencias en su salud.

De la ética y el sentido común a la prohibición

Fumar es malo, pero yo lo hago porque me gusta. Y a veces fumo mientras conduzco. No siempre, pero a veces me encanta hacerlo. Utilizo una cajita metálica como cenicero que guardo en la guantera, y que coloco estratégicamente para que no me distraiga en la conducción. Cuando hay dos o tres colillas, busco una papelera y la vacío. No me gusta que el coche huela a tabaco y tirar colillas encendidas por la ventana es simplemente de necios.

También hago deporte e intento comer sano. Pero no me obsesiono, porque cualquier día te atropella un autobús o te cae una maceta de un balcón en la cabeza. Así que también me río de los anuncios de Danone que te dicen que si no tomas Danacol te vas a morir pronto.

Ahí es donde entran la ética y el sentido común. Únicamente fumo si estoy solo en el coche. Cuando viajo con alguien que no es fumador, obviamente no lo hago. Los humanos tenemos algo que se llama conciencia. Hay estados en los USA y otros países en el mundo donde está prohibido fumar en el coche. Me parece un disparate y un atropello a los derechos humanos. Cada cual es libre de hacer con su cuerpo lo que quiera, teniendo siempre muy presente que hay que respetar a las personas que están a tu lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *