Ford S-MAX Concept: la conectividad llega a los monovolúmenes


Ford quiere adelantar a la competencia diseñando el monovolumen más actualizado del mercado, y esta vez no solo en lo que a diseño y eficiencia se refiere. En los tiempos que corren también es importante ir un paso más allá en el terreno de la conectividad, algo de lo que os he hablado hoy mismo cuando he desvelado las dos nuevas ediciones del Opel Adam, la Black Link y la White Link.

Tiene muy buena pinta

El Ford S-MAX Concept es el modelo elegido para meter miedo. Una nueva generación del S-MAX está al caer y por el momento poco sabemos de motorizaciones. Tan solo que estará disponible el motor 1.5 EcoBoost con unas prestaciones que por el momento se desconocen (se rumorea que ofrecerá unos 200 CV).

Algo más sabemos de sus tecnologías, orientadas a la conectividad y también a la comodidad. Ya se sabe que para viajar en familia es importante sentirse lo más a gusto posible en cualquier viaje. El habitáculo seguirá orientado a las necesidades del conductor, pero esta vez con un ambiente mucho más lujoso gracias al empleo de materiales tan apreciados como la fibra de carbono o el cuero.


A nivel estético, de este prototipo podemos destacar una parrilla elevada, unos grupos ópticos estilizados y con luces LED, una cintura más marcada y un enorme techo de cristal para ser disfrutado por toda la familia.

Capaz de detectar un infarto

Volviendo a las tecnologías, hay que hablar de Ford SYNC con MyFord Touch, los pilares básicos en los que se apoya ese afán por la conectividad. SYNC AppLink tampoco debería pasar desapercibida porque es una tecnología que permite utilizar aplicaciones de smartphone a través de comandos de voz. Me refiero a aplicaciones como Spotify, Kaliki, Glympse o Aha.

Para terminar, un detalle que nunca está de más comentar. Al parecer, los asientos llevarán integrados unos sensores del ritmo cardiaco que se adelantarán a una posible urgencia. A través del sistema SYNC será capaz de contactar con un número de emergencia si fuera necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *