Ford Focus RS para 2015


La conocida revista Autocar ha confirmado que el Ford Focus RS no llegará a Europa hasta 2015. Desde las altas esferas de Ford se ha filtrado esta noticia que ya está en boca de todos.

La firma estadounidense ha decidido cambiar de estrategia. Hasta ahora se había centrado en el desarrollo de modelos de bajo consumo para elevar el volumen de ventas y reducir los costes, al tiempo que ha seguido escrupulosamente un plan de producción de modelos globales para vender a escala mundial. Pero las cosas han cambiado porque Europa está en crisis y quieren volcarse en el desarrollo de coches como el Ford Focus RS para dirigirse a otros mercados como el asiático, algo de rebote hace que aquí también podamos disfrutar de esos modelos más “derrochadores”.

Unos 334 CV para cabalgar a todo trapo

El nuevo Focus RS llegará al viejo continente con carrocería de 5 puertas, aunque no se descarta una variante familiar. El motor será un 2.3 litros EcoBoost que estará montado en posición transversal y entregará unos 334 CV de potencia. Es el mismo motor que veremos en el próximo Ford Mustang que desembarcará en Europa, de inyección directa y turboalimentado. El Focus RS, eso sí, presumirá de más potencia y par que el Mustang, más que nada para seguir siendo el más prestacional que comercializa la marca por estos lares.


En un principio se habló de colocar motores eléctricos en las ruedas traseras para aumentar el rendimiento y reducir las emisiones, pero la idea no cuajó por conllevar unos costes demasiado elevados. Además, también se habló de que podría convertirse en una distracción potencialmente negativa para los compradores, especialmente para aquellos que llevan tatuado un barril de gasolina en el brazo.

Frenos y neumáticos de alto rendimiento no le faltarán, como tampoco se echará en falta una suspensión Revoknuckle delantera que servirá para domesticar a la fiera. Por último, hay que decir que incluirá el sistema Sound Symposer, heredado del Ford Focus ST (segunda imagen) para amplificar el sonido del motor en el habitáculo.

Vía | Autocar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *