Fiat Chrysler Automobiles, un nuevo gigante de la automoción


Fiat Group Automobiles y Chrysler Group LLC han dado el paso definitivo hacia la unidad de los dos grupos en un mismo grupo. Después de que el gigante italiano se hiciera con el 100% de la compañía estadounidense, era de prever un cambio como el que han llevado a cabo, ya que el nombre de Chrysler tiene mucha tirada en todo el mundo, y no solo lo digo por el espectacular edificio que podemos ver a pie de calle si nos encontramos en Nueva York.

Nueve marcas para competir

Estamos hablando de Fiat Chrysler Automobiles, el séptimo fabricante de coches del mundo. Cotizará tanto en Milán como en Nueva York, pese a que su dirección fiscal estará en los Países Bajos. Los centros neurálgicos, sin embargo, continuarán en Turín y Detroit.

Dará cobijo a nueve marcas bajo su enorme paraguas: Fiat, Alfa Romeo, Lancia, Maserati, Ferrari, Dodge, Jeep, Ram y Chrysler. ¿Lo suficiente como para plantar cara al Grupo VAG, General Motors y compañía?

Los detalles del logo

Los de Robilant Associati se han encargado de crear el nuevo logo de la compañía, que como podéis ver es bastante simple y limpio. No se han andado con extravagancias y han optado por una línea moderna que podría extenderse por la gama de modelos que veremos en los próximos años. Además, hay que decir que cada letra tiene su significado:

F: Deriva de un cuadrado y habla de la solidez del nuevo grupo.
C: Deriva de un círculo y sirve para simbolizar las ruedas y el movimiento.
A: Deriva de un triángulo y es símbolo de energía y constante evolución.

Como veis, los logos de empresas con tanto dinero tienen su explicación, o por lo menos eso es lo que se sacan de la manga para dejarnos impresionados.

Mucho trabajo por delante

Veremos qué tal les va en esta nueva andadura. Si analizamos los datos de facturación del año pasado el optimismo debe ser contenido, ya que el antiguo Grupo Fiat obtuvo unos beneficios de 3,4 mil millones de dólares y acumuló una deuda neta industrial de 6,6 mil millones de dólares. Chrysler, por su parte, pudo sacar pecho de unos ingresos de 2,8 mil millones de dólares y un beneficio fiscal de 962 millones de dólares, aunque esta última cifra tiene algo de trampa. Liberaron unas reservas de activos a finales de año para cambiar los números rojos por los verdes.

Hay que decir que no todas las marcas venderán coches en todos los mercados del mundo. Las más globales serán Fiat, Alfa Romeo, Jeep, Maserati y Ferrari. Ram y Dodge se dejarán ver sobre todo por Norteamérica, mientras que Lancia se conformará con dejarse ver en Europa con un solo modelo, el Lancia Ypsilon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *