El regreso del Citroën 2 CV, posiblemente en el Salón de París este septiembre


Más de un año llevamos creando espejismos con la transmutación del 2 CV, la canoa más añorada de la automoción (se balanceaba como tal y se llenaba de agua cuando llovía). No es culpa nuestra que andéis desorientados: son las declaraciones inciertas de los directivos de la marca, como las que hizo el septiembre pasado el director general de Citröen, Frederic Banzet. A bombo y platillo aseguró que se levantaría sobre el concept C-Cactus y que se fabricaría en la planta de Madrid, en Villaverde.

Y luego, cambio de tercio en otras declaraciones meses más tarde: el 2 CV va a volver, pero su base estará en el concept Revolt-e, que podéis ver aquí debajo.



El Revolt-e es más retro y puede recordar más al 2 CV, especialmente en la zaga. Más apropiado que el C-Cactus para hablar de un regreso. La prensa alemana ya se ha anticipado a publicar confesiones de “topos” o “gargantas profundas” en Citroën, generando incluso renders de su probable aspecto final, que hay que considerar todavía en suspenso aunque los incluyamos en las imágenes de este artículo. Es, nuevamente, rumorología y tarot.

Ampliación de la gama DS

Pero en Autobild se lanzan a por todas y declaman que el regreso del 2 CV será una incorporación nueva a la línea DS. Ellos dicen que será el DS2, un mini coche de diseño refinado para torpedear al Fiat 500. Quieren el premio gordo; no les interesan los otros segmento A generalistas.

Puesto que la planta del Peugeot 208 es nueva y modular, el DS2 la emplearía, asimismo la gama de motores tricilíndricos gasolina del C3 y 208, el 1.0 VTi 68 CV y 1.2 VTi 82 CV. Por supuesto, también los diesel e-HDi 1.4.

El tope, y ahí es donde huele a chamusquina, debería ser el motor desarrollado conjuntamente por PSA y BMW, el 1.6 THP en la versión de 156 CV, y no la de 203 CV que monta el DS3-R. Pero da igual: Autobild está refiriéndose a un vehículo de dimensiones parejas al Fiat 500, y el Abarth 500 con el 1.4 T Jet rinde 135 CV y son más de 18.000 €. ¿Se supone que el nuevo 2 CV o DS2-R va a ser un coche de circuito por encima de 20.000 € si contamos con todas las opciones de personalización de la gama DS? No lo creo.

Pero hay algo más importante, a mi juicio. Citroën limitó el segmento A con el C1 y abandonó un coche que le salió redondo y se vendió como rosquillas. Me estoy refiriendo al C2. Si van a hacer un DS2 para caprichosos, por narices deberían ponerse manos a la obra y ofrecerle a la gente un regreso de verdad, el de la segunda generación del C2.

En septiembre, a lo mejor, tenemos más respuestas y dejan de marearnos. En la única cosa que están coincidiendo todos desde el principio es que la venta empezaría en algún momento del 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *