Ecclestone quiere salvar Nürburgring


La semana pasada os comenté que el circuito de Nürburgring está al borde de la quiebra, algo que desde luego no es una buena noticia para todos los que amamos el mundo del motor y la competición. El mítico trazado alemán no genera demasiados beneficios y las pérdidas son mayúsculas. Ya no hay nadie que esté dispuesto a prestar más dinero para su sustento y su futuro es más bien negro. Así las cosas, hace falta algo de ayuda divina y dinero, mucho dinero.

Por desgracia todavía no se ha encontrado a un inversor que quiera darle una vuelta de tuerca a la situación. Sin embargo, Bernie Ecclestone, mandamás de la Fórmula 1, está dispuesto a llevar un Gran Premio allí a coste cero el año que viene. Lo que a algunos les cuesta un ojo de la cara (véase el Gran Premio de Europa que se celebra en Valencia) les saldrá gratis. Estoy seguro de que la noticia no habrá sentado muy bien a los que se encargan de invertir millones y millones de euros para que el espectáculo del gran circo pase por sus países.

¿Rescate parcial?

Pero cuidado porque el bueno de Ecclestone no es una ONG. El magnate británico ha aclarado que los beneficios generados por ese fin de semana largo irían a parar a sus arcas. Una buena estrategia para llenarse los bolsillos y limpiar su imagen, que últimamente no está atravesando su mejor momento. Además, se especula con que podría hacerse con los derechos de explotación del circuito, lo mismo que hizo con el Istanbul Park, donde cada año se celebra el Gran Premio de Turquía de Fórmula 1. De cumplirse, sería la salvación del ‘Infierno Verde’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *