Consecuencias de no pagar una multa de tráfico

Share on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

multas
Seguro que conoces a alguien que te ha dicho que no paga las multas de tráfico y no le ha pasado nada. En España somos especialistas en ir de pillos y no es lo único ilegal que se escucha en cualquier barra de bar. Aquí, quien más quien menos, no declara esto o lo otro a Hacienda, no paga la factura de la luz porque no le da la gana o directamente se va a ocupar un piso para no tener que pagar alquiler. Si todo eso es por necesidad, aún, pero es que hay algunos vagos que viven mejor que los que nos levantamos cada día a las 7 de la mañana.

Dicho esto, conviene decir que no pagar las multas de tráfico puede traer consecuencias muy negativas. Es verdad que al principio da la sensación de que eres inmune, pero al final te acaban buscando las cosquillas. Te lo cuento con más detalles a continuación.

Los recargos van aumentado su porcentaje

Cuando pasa un mes la denuncia se considera firme y entra en una nueva dimensión, la del apremio. La cantidad a pagar aumenta por el temido recargo, y al infractor se le notifica por correo certificado para que quede claro que está al tanto.

Estamos hablando de un recargo del 5% que más tarde pasa a ser del 10%. De hecho, si seguimos sin pagar, más adelante se vuelve a revisar para que sea un 20% más los intereses de demora, y podríamos decir que la Agencia Tributaria se pone muy seria porque empieza a temer que no habrá pago alguno.

multas

Embargos

Termina el plazo fijado en la providencia de apremio y se dicta una nueva providencia que hace menos gracia. ¿Por qué? Pues porque se encargan de embargar tus cuentas bancarias y tus bienes para que saldes la deuda cuanto antes. Se procede por orden de mayor a menor liquidez, por lo que se empieza por las cuentas bancarias y se continúa por la devolución en el Impuesto Sobre la Renta, siendo los bienes inmobiliarios los últimos que entran en juego.

La estrategia de los pasotas

Hay quienes pasan olímpicamente de la multa desde el primer momento, aferrándose a que ha habido un error en la notificación para defenderse. De esta forma se libran de declarar ante el Tribunal Constitucional, ya que la notificación es imprescindible. Tanto es así que la Administración se ha visto obligada a devolver bienes embargados por no poderse de mostrar que ha habido una correcta notificación de la multa. También está el caso de la prescripción, aunque para eso tienen que pasar cuatro años (antes era un año solamente).

multas

El supuesto de no ser titular del coche multado

Si has cometido una infracción con un coche del que no eres titular, Tráfico se pone en contacto con el titular para obtener los datos del conductor. Si no los obtiene, lo que hace es retirar el Permiso de Circulación del turismo que está implicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *