BMW X5 M y X6 M con accesorios M Performance

X5 M y X6 M BMW Performance
BMW sigue publicando imágenes con las que pretende mostrarnos lo atractivos, deportivos y completos que pueden ser sus coches gracias a los accesorios M Performance. El pasado lunes te mostré un Serie 2 Cabrio equipado con casi todas las chucherías que ofrecen en opción, y hoy a quienes les toca desfilar es a los X5 M y X6 M, dos modelos a los que no les hace falta ponerse una corbata o una pajarita para destacar.

Por fuera…

Mirándotelo desde la distancia te das cuenta de que hay algo nuevo. Para empezar, los riñones delanteros son de un negro brillante inconfundible, lo mismo que les sucede a las branquias laterales. Otro detalle destacado es el de las carcasas de los retrovisores exteriores, que por lo visto están fabricadas de forma artesanal, sin robots de por medio ensamblando piezas.

Las tres típicas franjas de la división M tienen su especio en la parte lateral, en el paragolpes trasero y en las zona inferior de las entradas de aire delanteras. Además, el X6 M puede lucir un precioso difusor negro brillante que enmarca las cuatro salidas de escape.

X5 M y X6 M BMW Performance 11

… y por dentro

Al sumergirte en el interior te das cuenta de que la deportividad se eleva a la máxima potencia. Algunos de los accesorios M Performance son de fibra de carbono y Alcántara para incrementar la calidad de los materiales empleados, con molduras que podemos encontrar en los paneles de las puertas, en el volante o en el salpicadero.

Capítulo aparte merecen los umbrales de las puertas, capaces de retroiluminar el emblema M Performance para que te sientas orgulloso cada vez que entras o sales del coche. En el volante, por cierto, volvemos a encontrarnos las tres franjas de la división deportiva, además de una tira azul que marca la posición cero en la parte superior.

X5 M y X6 M BMW Performance 20

Al motor no le hace falta un empujoncito

Lo que no puede variar en absoluto es lo que esconden bajo el capó. Son los X5 M y X6 M más potentes de la historia gracias a la tecnología M TwinPower Turbo, la misma que les permite presumir de 575 CV y 750 Nm de par máximo entre las 2.200 y las 5.000 rpm. Es lo que el propulsor V8 de 4.4 litros es capaz de dar de sí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *