BMW X5 eDrive, 305 CV híbridos


BMW sigue apostando por alternativas a los motores de combustión de toda la vida. No sé si es porque alguien les ha tirado de las orejas o porque se han dado cuenta de que es el futuro, pero es evidente que han dado un giro a su estrategia a corto y medio plazo.

El caso es que tras la llegada del primer híbrido enchufable, el BMW i8 que se pondrá a la venta este mismo año, llegará otro modelo que se podrá mover gracias a una mecánica que combina lo mejor de los motores de combustión y lo mejor de los motores eléctricos.

Se trata del BMW X5 eDrive, que ahora mismo se encuentra en fase de prototipo y que se espera que llegue a los concesionarios en 2016, aunque de momento no hay fecha oficial que me permita confirmarlo sin miedo a equivocarme.

Un motor gasolina, un eléctrico y tres modos de conducción

Un motor gasolina turboalimentado, un 2.0 de cuatro cilindros y 245 CV de potencia, trabajará junto a un motor eléctrico de 95 CV para sumar una potencia conjunta de 305 CV. Su principal virtud será la suavidad con la que cambiará de un motor a otro, pudiendo circular en hasta tres modos de funcionamiento: ECO PRO, COMFORT y SPORT.

Con los modos ECO PRO y COMFORT, el motor gasolina deja de funcionar cuando pisamos el pedal de freno o cuando levantamos el pie del acelerador durante un tiempo relativamente prolongado. Con ello lo que consiguen es que no notes la diferencia respecto a un coche gasolina.

Con el modo SPORT el motor gasolina siempre está en funcionamiento. Solo descansa cuando el coche está parado, ya que en ese momento entra en acción el sistema Start&Stop, que evidentemente también está disponible en los otros dos modos.

Hasta 30 kilómetros en modo 100% eléctrico

Utilizando solo el motor eléctrico, que va situado entre el motor y la caja de cambios, puede recorrer hasta 30 kilómetros a una velocidad máxima de 120 km/h. Las baterías, de 8 kWh de capacidad, van situadas en el tren trasero, algo que podría traducirse en una pérdida de espacio en el maletero.

Se carga utilizando el cargador de tipo 2 Mennekes que hay en la aleta delantera derecha, tal y como podéis apreciar en la galería de imágenes. El nivel de carga de la batería se puede consultar con una aplicación que te permite programar la recarga, además de permitirte accionar el sistema de climatización desde casa, para que cuando llegues al coche la temperatura del habitáculo sea la que tú quieras.

Tracción total y 3,8 l/100 km de consumo medio

No le falta tracción total (la misma que emplea el X5 convencional) y registra un dato de consumo realmente bueno, ya que la media (NEDC) es de 3,8 l/100 km. Pero claro, si lo comparamos con el Porsche Panamera S E-Hybrid sale perdiendo, ya que la berlina híbrida consume una media de 3,1 l/100 km. Pesa menos, pero también ofrece 416 CV de potencia conjunta, que es mucho más de lo que ofrece este eDrive.

Para terminar, decir que en el salpicadero hay una gran pantalla que muestra información relacionada con el entretenimiento (música, vídeos, conexiones…) y el funcionamiento de la mecánica. Puedes ver a tiempo real qué partes son las que están funcionando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *