BMW Vision Next 100: experimentos de futuro

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

BMW Vision Next 100 2
BMW ha aprovechado que cumple 100 años para mostrarnos un prototipo de lo más futurista. Se llama BMW Vision Next 100 y es lo más parecido a un laboratorio con ruedas que puedas imaginar. Con él pretenden adelantarse a lo que serán sus coches en las próximas tres décadas, lo que supone todo un ejercicio de imaginación que les ha obligado a exprimir sus conocimientos tecnológicos para sorprendernos una vez más.

Un coupé de cuatro puertas

Por increíble que parezca, el coche que han proyectado no luce una carrocería SUV, sino que tiene el aspecto de un coupé de cuatro puertas que mide 4,90 metros de longitud y 1,37 metros de altura. No sé si será un acierto o un error, ya que a este paso solo veremos SUV de todos los tamaños imaginables circulando por las carreteras de medio mundo.

Llama la atención que tanto por dentro como por fuera está fabricado con elementos de geometría variable, como por ejemplo los pasos de rueda que cubren los neumáticos por completo. Las puertas traseras y delanteras son de apertura vertical y se abren de forma automática al detectar a los pasajeros, mientras que el volante y los asientos son capaces de moverse para facilitar el acceso al habitáculo.

BMW Vision Next 100 8

Control por gestos

Del habitáculo podemos destacar un elemento que BMW ha bautizado como Companion. Es una especie de escultura que simboliza una piedra preciosa y va colocada en el salpicadero, actuando de esta forma como el sistema que se encarga de gestionar la comunicación entre el conductor y el coche, ejecutando tareas, dando recomendaciones y recabando información.

Todo se mueve

En el tablero de instrumentos y los paneles laterales nos topamos con casi 800 triángulos móviles diminutos. Forman parte de lo que se conoce como Alive Geometry y son capaces de informar al conductor moviéndose para imitar gestos. Su funcionamiento va coordinado con el de la información proyectada en el parabrisas.

¿Qué más podemos decir de él? Pues que su fisonomía puede adaptarse al modo de conducción, lo que modifica el aspecto de los grupos ópticos traseros, los faros delanteros y la parrilla frontal, que se exhiben en colores distintos en función de cada situación.

BMW Vision Next 100 10

Dos modos de conducción

La impresión 4D ha tenido mucho que ver en la concepción de este proyecto tan futurista que abraza la conducción autónoma poniendo a disposición de los ocupantes dos modos de conducción: Ease y Boost.

Ease: damos rienda suelta a la conducción autónoma y ampliamos el confort en el interior, ya que el volante y la consola central se retraen, al tiempo que los asientos delanteros quedan enfrentados con los traseros para conversar cara a cara. Además, en el parabrisas puede mostrarse otra tipo de información más enfocada al entretenimiento.

BMW Vision Next 100 15
Boost: se le otorga toda la importancia a la conducción, puesto que se utiliza el parabrisas para mostrar información relevante como la velocidad apropiada para coger una curva o el punto ideal para frenar. El volante se acerca y la consola central queda orientada al conductor, que puede comunicarse con el coche a través de gestos. Los sistemas de asistencia a la conducción pasan a un segundo plano y pueden personalizarse. De hecho, es capaz de adaptarse a los gustos del conductor para brindarle todo tipo de facilidades al volante.

Sostenibilidad

Para terminar, decir que BMW emplea partes sobrantes de otros modelos que fabrica para crear fibra de carbono utilizada en ciertas zonas de este BMW Vision Next 100. No sé si es algo factible en otros procesos de producción, pero la verdad es que les ha quedado muy bien decirlo.

Fotos del BMW Vision Next 100

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *