BMW Serie 7 2012 por dentro y por fuera


BMW ha decidido renovar su berlina más representativa, la que todo el mundo querría tener en su garaje si no tuviera un precio fuera del alcance de muchos bolsillos. Estoy hablando del BMW Serie 7, que como vais a poder comprobar en la galería de imágenes que se muestra al final ha cambiado tanto por dentro como por fuera.

Además de ser más atractivo y personalizable, también hay que destacar la inclusión de mecánicas más eficientes, así que si os parece vamos a repasar todas sus novedades.

Exterior


Rápidamente se advierte un cambio en su mirada. Los grupos ópticos delanteros han sido retocados para darle más protagonismo a la tecnología LED. También la parrilla inferior luce otro aspecto, ahora más acorde con lo que estamos pudiendo ver en los nuevos modelos de la firma alemana. Por último, hay que decir que en la zaga hay una nueva tira cromada que recorre la parte inferior de la carrocería de lado a lado.

Interior


Los asientos han sido rediseñados en cuero y se ha puesto mucho énfasis en insonorizar el interior del coche. Además, el apartado multimedia incorpora un sistema de sonido con altavoz central y un paquete de entretenimiento para los pasajeros que viajan detrás, donde por cierto los asientos pueden ser individuales como opción.

El paquete de entretenimiento está formado por una generosa pantalla de 9,2 pulgadas que está colocada justo detrás de los reposacabezas de los asientos delanteros. El sistema de audio es de máxima calidad, más que nada porque lo ha instalado una empresa tan prestigiosa y especializada en la materia como Bang & Olufsen. El equipo ofrece 1.200 W y 16 altavoces, uno de ellos central como os he comentado anteriormente.

El panel de instrumentos también ha cambiado. Cuenta con una pantalla de 10,25 pulgadas y un diseño que cambia de color en función del modo de conducción seleccionado. El display central es capaz de mostrar gráficos en alta definición a color.

Motorización


Llegan motores nuevos y los ya conocidos se reinventan para mejorar sus cifras de consumo y emisiones. La caja de cambios es automática de 8 velocidades y han adoptado medidas de ahorro como la inclusión del sistema Start&Stop, el sistema de recuperación de energía en la frenada o el modo ECO PRO.

La gran novedad diésel es el 750d xDrive, un 6 cilindros en línea de 3.000 cc y tres turbos que es capaz de entregar 381 CV y un par máximo de 740 Nm a las 2.000 rpm. Hace que el Serie 7 acelere de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos con un consumo de 6,4 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 169 g/km.

El 730d y el 740d, dos viejos conocidos, suman potencia y reducen sus consumos. El primero llega hasta los 258 CV y consume 5,6 l/100 km, mientras que el segundo se eleva hasta los 313 CV y consume 5,7 l/100 km. Además, hay que decir que ambos, junto con el 750i, pueden contar con tracción total xDrive.

Versión híbrida


BMW no ha querido olvidarse de una versión que desde luego no le está reportando tantos beneficios. El ActiveHybrid 7 sigue vivito y coleando y ahora recibe unas mejoras que hacen que sea un poco más deseable para quienes sí confían en este tipo de mecánicas más responsables con el medio ambiente.

El V8 dice adiós y ahora hay que darle la bienvenida a un 6 cilindros con una potencia de 320 CV que sumados a los 55 CV del motor eléctrico suman una potencia conjunta de 354 CV. La caja de cambios también es de 8 velocidades y las baterías que dan fuerza a los propulsores eléctricos son de ión-litio.

En lo que a prestaciones, consumos y emisiones se refiere, hay que decir que acelera de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos, consume 6,8 l/100 km y emite 159 g/km de CO2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *