BMW Serie 1 2019-2020: cambio de concepto

Es el segundo coche de esta casa con tracción delantera. El otro es el monovolumen Serie 2 Active Tourer, cuya última revisión es del 2017. La Serie 1 agitó un tanto el espectro de los compactos en el 2004 y es, a juicio de algunos, el mejor coche mediano en cuanto a su espíritu de conducción deportiva, cualquiera que sea su motor. Los detractores le han hecho siempre la misma reconvención: poco espacio detrás, poco maletero, mucho dinero.

El cambio total en el chasis de la generación III intenta solventar la flaqueza espacial, aunque no la crematística. BMW propone un vehículo con algunos litros más de maletero que el Clase A y el Audi A3, que serían sus competidores más evidentes por estatus de marca y precio. 380 litros de capacidad sin plegar los asientos es la cifra de la que hablamos. Y se da la paradoja que, ganando espacio, el vehículo es un centímetro más corto que el Serie 1 ‘2017.’

Llegará dentro de unos meses con 5 mecánicas a elegir

En algunos medios se le menciona con acuñación ‘2020’ y, en otros, con la añada ‘2019’. De facto, es al terminar el verano de 2019 cuando se pone en circulación dentro del mercado español.

La campaña inicial, siempre de cinco puertas, se hace con:

GASOLINA

-118i (140 CV). Tres cilindros, cambio manual de 6 marchas o automático doble embrague de 7 velocidades.

-M135i xDrive (306 CV). Cuatro cilindros, cambio automático de convertidor de par con 8 velocidades. Tracción cuatro ruedas.

DIÉSEL

-116d (116 CV). Tres cilindros, cambio manual de 6 marchas o automático doble embrague de 7 velocidades.

-118d (150 CV). Cuatro cilindros, cambio manual de 6 marchas o automático de convertidor de par con 8 velocidades.

-120d xDrive (190 CV). Cuatro cilindros, cambio automático de convertidor de par con 8 velocidades. Tracción cuatro ruedas.

Mejoras mecánicas

En pos de contener los subvirajes que son más propios de los coches por motricidad en el eje delantero, BMW ha utilizado tres estrategias: un control de tracción que ya no estará dentro del control de estabilidad sino en el módulo electrónico del bloque motor; frenado de las ruedas que quedan en el lado interior de una curva, y suspensión multibrazo en las cuatro ruedas. Esto se anuncia con muchos ditirambos y está por ver qué tal funciona en las situaciones de conducción reales, y cuál es el tacto que deriva de la dirección y estas medidas de ingeniería.

Una duda más que se desprende de lo anterior es cómo se combinará esto con la suspensión estándar, la deportiva y la de amortiguadores ajustables.

Equipamiento

En la zona habitable, se cantea hacia el estilo del Serie 3 ‘2019’. Hay dos categorías de pantallas digitales en el centro del salpicadero en función del tamaño y funciones de éstas. Los relojes, por su parte, pueden venir con formato analógico o ser sustituidos también por otra pantalla digital.

Advantage; Sport Line; Luxury Line y M Sport son los escalones de equipamiento. Tal cual es costumbre en BMW, casi todo lo interesante confluye en paquetes opcionales de cifras que asustan y son absurdas.

En una categoría aparte, figurará el M135 xDrive, con su diferencial mecánico autoblocante, su control de salida a máxima velocidad y su morro, escape y llantas específicas. Lo que compartirán todos serán las cuatro preconfiguraciones de rendimiento y afinamiento de dirección y suspensión. O sea, las usuales Eco, Comfort, Sport y Sport+ de BMW.

En lugar de exhibirlo en un salón del automóvil, BMW ha decidido que montará un espectáculo de presentación en Múnich, su sede oficial. La cita es la última semana de junio.

Fotos del BMW Serie 1 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *