Bernie Ecclestone podría ir a la cárcel


Bernie Ecclestone no atraviesa uno de los mejores momentos de su vida. Su codicia le ha llevado a estar acusado de sobornar a un exbanquero alemán llamado Gerhard Gribkowsky, con quien contactó para llevar a cabo la venta de los derechos comerciales de la Fórmula 1 en 2006. Se habla de un pago sospechoso que asciende a 44 millones de euros.

Sigue mandando, aunque lejos de la FOM

Según el diario alemán Bild, el tribunal de Múnich le ha citado para el mes de abril, que será cuando tendrá que contar todo lo que sabe de una historia que le podría llevar a la cárcel. La pena máxima es de 10 años y le inhabilitaría para controlar el negocio de su vida. De hecho, ya ha dado un paso atrás dejando el consejo de la F1, aunque eso no significa que haya renunciado al trono. No seguirá en la FOM, que es la empresa que gestiona la competición, pero sigue siendo el mandamás del gran circo a sus 83 primaveras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *