Bentley Mulsanne Mulliner para el Salón de Ginebra


Bentley también se presentará en el Salón del Automóvil de Ginebra con novedades. Concretamente lo hará con una que ya podemos ver en imágenes y de la que ya conocemos casi todo. Se trata del Bentley Mulsanne Mulliner, una berlina elegante y deportiva que tratará de convencer a los clientes más adinerados, a los que no se preocupan nunca por el precio.

Por primera vez podemos decir que Bentley ha decidido darle algo de protagonismo a la deportividad. Manteniendo la elegancia que suele ser característica en sus modelos, ha decidido apostar por líneas más redondeadas y afiladas para no quedarse atrás en relación a sus competidores. Los cambios que lo han provocado la pequeña revolución son básicamente dos: llantas de aleación de 21 pulgadas fabricadas en aluminio con tornillería en titanio (montadas en neumáticos de medida 265/40 ZR21) y rejillas de ventilación en la parte baja de las aletas delanteras.


El motor no ha cambiado en lo más mínimo, sigue siendo un 6.75 V8 atmosférico de 512 CV de potencia que le permite pasar de 0 a 100 km/h en 5,3 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 296 km/h. Lo único que han añadido ha sido un nuevo modo de conducción que amplía el abanico de posibilidades del Drive Dynamics Control, el módulo que controla los parámetros de conducción del coche. Se trata de un modo Sport que endurece las suspensiones y logra que la dirección sea más directa, algo que según Bentley no afecta para nada a la comodidad de los pasajeros.

Las últimas novedades por comentar se encuentran alojadas en el habitáculo. Hay que destacar el nuevo tapizado de cuero con formas de diamante que ha sido diseñado en exclusividad para este acabado. Los pedales de conducción han sido fabricados con aluminio pulido de forma artesanal, lo que les ha llevado a hacer las perforaciones una por una. Las manetas de las puertas y las salidas de ventilación son ahora estriadas, mientras que los identificativos Mulliner se pueden apreciar en el recibidor de las puertas.


Todas estas novedades se suman a las múltiples opciones de personalización que ya encontramos en los Bentley Mulsanne. No hay que olvidar que hay más de 100 colores disponibles para la carrocería y 22 para el cuero interior. ¿Su precio? De momento es una incógnita, aunque lo cierto es que no importa demasiado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *