Actualización y cambios en la gama Ibiza, Seat no se puede dormir


La andadura del último Ibiza está resultando satisfactoria para los de Martorell. El desarrollo de su gama se ha ido haciendo despacito y con buena letra y, desde luego, es uno de los fuertes en el segmento. Lástima que el formato familiar no está calando más hondo, dada la originalidad y la versatilidad de la apuesta. Pero Seat no se puede quejar, especialmente en sus exportaciones del Ibiza. Comienza a haber países donde se le venera. No obstante, el segmento de los utilitarios está tan disputado que no te puedes dormir en los laureles, y hay que estar renovando constantemente.

Obviamente, el último salto grande lo dio con el ‘facelift’, que ahora que el Toledo y el León ya están más que desvelados, ayuda a que el público perciba un mismo aire de familia en el frontal del Ibiza. La lástima es que nos quedamos sin el Bocanegra por el camino.

Este mes de noviembre se han anunciado tres cambios que me parecen importantes para reposicionarse y afianzarse dentro del cuerpo a cuerpo entre utilitarios. El primero y el que más va a ayudar en España es una campaña de descuentos de hasta 3.000 € por parte de Seat, sin contar ayudas públicas. A la hora de la verdad, esto es lo que nos importa y lo que puede hacer inclinar la balanza a un lado u otro.

La siguiente buena nueva es la que tenéis en las fotos: para principios del 2013, bastante más tarde de lo que estaba previsto, tendremos por fin la versión CUPRA. Saldrá del actual 1.4 TSI con DSG de siete velocidades, pero rompiendo el tope de los 150 CV hasta tocar los 180 CV. La ingeniería es idéntica a la del Polo GTI, que se la ceden a Seat con un año de retraso, pero algo es algo.

Un corazón más moderno y un poco más de tecnología

Mecánicamente hay otro cambio en este mismo mes de noviembre. Desaparece el vetusto 1.4 de 86 CV de gasolina, y lo reemplazan por un bloque de idénticas prestaciones pero de cilindrada 1.2 con tecnología TSI. Es el mismo que el que actualmente ofrece 105 CV aunque enfocado hacia los beneficios del bolsillo: un propulsor modesto pero suficiente, y que se bebe casi un litro menos que el anterior 1.4. Lástima que sólo está disponible con cambio manual.

En temas de equipamiento, lo que más difiere es la destitución del navegador TomTom que se podía anclar en el salpicadero. Ahora se cambia por el navegador extraíble “SEAT Portable System”, como en el pequeño Mii. Este dispositivo, además de la navegación, integra el Bluetooth, el ordenador de viaje y el equipo de sonido. Un equipo que, por cierto, tiene ciertas mejoras en calidad de audio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *