Volvo City Safe, el sistema de frenada autónoma de Volvo

Volvo City Safe
A todos nos tranquiliza saber que los coches son cada vez más seguros. Nos importa que sean atractivos, que tengan un motor eficiente y que destaquen por su confort, pero a un coche también le pedimos que cumpla con nota en materia de seguridad. De ahí que nos guste echar un vistazo a las estrellas que obtienen en los test Euro NCAP.

Volvo es una de las marcas más comprometidas en la materia. Lucha por reducir el número de accidentes desarrollando la seguridad activa y la seguridad pasiva de sus modelos, y visto lo visto podríamos decir que están por delante de sus competidores.

Lo último que han desarrollado se llama Volvo City Safe, un sistema de frenada autónoma que en un futuro muy cercano estará disponible en el catálogo de la firma sueca. Los despistes no serán tan peligrosos como hasta ahora.

Un buen aliado de la seguridad

No lo serán por varias razones. Volvo ha hecho todo lo posible para que el sistema sea capaz de lo siguiente:

– Evitar colisiones con vehículos que circulan en la misma dirección. Si detecta una diferencia de velocidad superior a 50 km/h, el sistema City Safe entiende que hay peligro y actúa en consecuencia.

– Evitar colisiones o disminuir las consecuencias negativas de un hipotético choque al girar o al acercarse peligrosamente a otro vehículo.

– Evitar el impacto con ciclistas que se cruzan por nuestro camino. Lo mismo pasa con los peatones que se cruzan por delante cuando menos lo esperamos.

Su funcionamiento

Una cámara y un lidar (Laser Imaging Detection and Ranging) se encargan de que el sistema funcione a las mil maravillas. Están colocados en el espejo retrovisor interior y son capaces de reproducir de forma tridimensional nuestro entorno. El lidar detecta la posición de los objetos y la cámara reconoce el tipo de objeto que tenemos cerca. Una unidad central procesa los datos facilitados por el lidar y la cámara, y de esta forma es capaz de determinar si hay más o menos riesgo de colisión. Si lo hay, actúa de tres formas distintas: acústicamente, lumínicamente y con una ligera frenada.

Si reaccionas a tiempo, el sistema te ayuda a frenar con más energía. En caso contrario, el sistema toma el control y aplica la máxima frenada cuando el vehículo se encuentra a un segundo de impactar con el objeto que está justo enfrente.

En Volvo creen que un 90% de los impactos frontales se producen por culpa de despistes. Con este sistema son optimistas y opinan que reducirán la incidencia de nuestros despistes en hasta un 20%.

Lotta Jakobsson, una de las voces autorizadas dentro de Volvo en materia de seguridad, es optimista y piensa que en 2020 ningún cliente de la marca sueca debería perder la vida por culpa de un accidente de tráfico. En el vídeo que aparece a continuación habla de la inclusión del Volvo City Safe en el nuevo XC90.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *