Consejos para utilizar correctamente los faros antiniebla de tu coche

luces-antiniebla

Como hemos comentado muchas veces en Motor a Fondo, la iluminación es uno de los aspectos que más hay que cuidar cuando se trata de hablar de seguridad vial. Es importante que veamos a los demás y que los demás también nos vean a nosotros, ya que de esta forma se pueden evitar accidentes como los que ocurren cuando alguien no activa el intermitente o cuando alguien circula de noche sin las luces encendidas.

En este artículo vamos a centrarnos en los faros antiniebla, que son los que se encargan de ayudarnos a evitar accidentes cuando conducimos en condiciones de niebla, que sin duda alguna es de lo peor que te puede pasar en carretera. Compartiremos una serie de consejos para utilizarlos de forma correcta, así que no te pierdas nada de lo que te contamos a continuación.

faros-antiniebla

Foto de los faros antiniebla tomada del sitio motordoctor.es

Asegúrate de que funcionan correctamente

Como es lógico, una de las primeras cosas que debemos hacer es asegurarnos de que todos los faros antiniebla, tanto los delanteros como los traseros, funcionan a la perfección. Los demás nos verán y podremos evitar accidentes cuando la niebla hace acto de presencia. Por ello, es recomendable que compruebes o lleves tu vehículo a una revisión, algo que pueden decir quienes, por ejemplo, saben que repuestoscoches24.es es el lugar donde su coche bmw estará siempre en movimiento.

Faros antiniebla delanteros

Los faros antiniebla delanteros juegan un papel crucial a la hora de que podamos ver mejor la carretera. ¿Por qué? Pues porque se encargan de ensanchar el haz de luz y nos muestran los límites de la carretera. Por su posición y por el enfoque, podríamos decir que tienen la capacidad de alumbrar una zona más baja y ser capaces de mostrarnos muy bien los márgenes de la carretera, algo que no es posible con las luces de largo y corto alcance. Aunque no son obligatorios, son muy importantes solo por este motivo.

luces-antiniebla

No solo es extremadamente recomendable utilizar los faros antiniebla delanteros cuando hay niebla, sino que también se recomienda hacer uso de ellos cuando hay humo en la carretera o cuando llueve muchísimo. Además, también los podemos utilizar cuando circulamos por una carretera muy estrecha o en un tramo de curvas, independientemente de que las condiciones de visibilidad sean mejores o peores.

Por último, decir que los fatos antiniebla delanteros deben utilizarse siempre junto a las luces de corto alcance, nunca junto a las luces de largo alcance. De hecho, puede ser contraproducente.

Faros antiniebla traseros

A diferencia de los faros antiniebla delanteros, los faros antiniebla traseros sí que vienen de serie en todos los coches. No hay que utilizarlos así porque sí, ya que son unos faros muy potentes que pueden deslumbrar fácilmente a los conductores que vienen por detrás. Por ello, no hay que utilizarlos aunque sea de noche, ya que las luces de posición son más que suficientes para que nos vean.

¿Hay que utilizarlos siempre cuando hay niebla? Siempre no, ya que están pensados solo para cuando la niebla es muy espesa. Tal y como indica la Dirección General de Tráfico (DGT), solo hay que hacerlo en ese caso o cuando las lluvias o las nevadas sean muy intensas. Hay que hacer uso de ellas cuando tenemos problemas para ver coches que están a 25 o menos metros de distancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.