Volkswagen Polo 2014, actualización para Ginebra


Volkswagen aspira a vender en España miles y miles de unidades de su utilitario por excelencia, el Polo. En enero se matricularon 1.259 unidades, un 41% más que en el mismo mes de 2012. Por eso ahora mismo es el segundo modelo más vendido de la marca en nuestro país, solo superado por las 1.833 unidades del Golf.

Eso se consigue gracias a una buena relación calidad/precio. Estamos de acuerdo en que no es ni de lejos el más barato del mercado, pero sus precios están muy bien si tenemos en cuenta el nivel de acabados, prestaciones y equipamiento que ofrece.

Para este 2014 nos sorprenderán con una actualización que le sentará de maravilla en todos los aspectos. No se comercializará hasta mayo y todavía no conocemos los precios de venta, pero estoy seguro de que muy pronto tendremos información al respecto. Sobre todo teniendo en cuenta que será uno de los coches que expondrán en el inminente Salón del Automóvil de Ginebra.

Baile de motores

Todos los motores incorporan de serie el sistema Start&Stop y cumplen con la normativa de emisiones Euro 6. El abanico de opciones es inmenso y está repleto de novedades. Los hay desde 60 hasta 190 CV, que son los que encontraremos en el Volkswagen Polo GTI que se venderá un poco más tarde, a partir del tercer trimestre del año.

Gasolina

– Dos nuevos 1.0 de tres cilindros con inyección directa y sin turbocompresor de 60 y 75 CV.

– Dos nuevos 1.2 de cuatro cilindros con inyección directa y sobrealimentados de 90 y 110 CV.

– Un 1.4 TSI ACT que reemplaza al anterior para pasar de 140 a 150 CV (asociado al Polo BlueGT y previsto para el tercer trimestre.

– Un 1.4 TSI de 190 CV que montará el Polo GTI.

– Un 1.0 de tres cilindros turboalimentado de 95 y 110 CV (el Polo BlueMotion montará uno de los dos).

Diésel

– Un nuevo motor diésel se ofrecerá en 75, 90 y 105 CV. Es de 1.4 litros y reemplaza a los TDI de 1.2 y 1.6 litros. No es de fundición gris, sino de aluminio, y lo veremos en el Polo BlueMotion con un consumo de 3,2 l/100 km.

Más adelante llegará una versión que estará preparada para funcionar con gas natural comprimido (GNC) y otra híbrida (TwinDrive).

Equipamiento de serie y opcional

Nos podremos decantar por tres niveles de equipamiento (Edition, Advance y Sport), llantas de entre 14 y 17 pulgadas y 15 colores distintos para la carrocería, 8 de los cuales son nuevos.

El aspecto del volante ha cambiado para asemejarse al del Golf y la pantalla que preside la consola central, de 5 o 6,5 pulgadas, es a color y cuenta con más funciones que su predecesor. No le falta conexión vía Bluetooth, USB, y Media-In, como tampoco la función Mirror Link, que es la que te permite ver en pantalla casi toda la información que manejas desde tu smartphone.


De su equipamiento de serie hay que destacar el Automatic Post-Collision Braking System, un sistema que frena automáticamente el coche después de que se produzca un impacto. Reduce las posibilidades de que haya un segundo impacto y disminuye sus consecuencias en caso de que lo haya. El dispositivo no funciona si detecta que el conductor está acelerando (tratando de evitar el accidente por sí mismo) o pisando el pedal de freno con mucha fuerza. Los sensores de los airbags juegan un papel fundamental en su funcionamiento.

Como opción tampoco está nada mal el Driver Alert System, que trata de evitar impactos contra coches que están parados o en movimiento. Con un objetivo parecido funciona el Front Assist/City Emergency, capaz de frenar el coche por completo si detecta un obstáculo muy cercano a una velocidad inferior a 30 km/h.

Galería de imágenes

Os dejo con una galería de imágenes más extensa que la que os mostramos la primera vez que os hablamos del nuevo Polo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *