Toyota Prius 2015, primeros detalles sobre la cuarta generación


Ya circulan fotos espías de una unidad preserie deambulando por calles norteamericanas. Va forrado en tela negra completamente, indicativo de que la carrocería aún no tiene una forma definitiva. Los diseñadores de Toyota, advirtieron en su día que el siguiente Prius se inspiraría en un cruce de ADN de los concepts FT-Bh (foto superior) y NS4 (foto inferior). Yendo al grano, se le espera un poco más alargado y con mejoras aerodinámicas en su indiscutible silueta Kammback. La evolución aerodinámica, obligada para seguir bajando consumos a la par que el coche tenga un espíritu fresco, a pesar de todo, no será tan importante como algunos cambios internos.

Y cambios estratégicos. Toyota sabe que el Prius es el híbrido más popular y más solicitado del globo terráqueo, especialmente en Estados Unidos, donde se ha impuesto de forma irrefutable a cualquier competencia. Tanto es así, que la anterior generación ya se presentó en el Salón de Detroit, y la nueva repetirá su puesta de largo allí en la edición del año que viene. Dada la cadencia de renovación de las generaciones del Prius, no obstante, será un modelo para el 2015. Lo interesante es que Toyota, además de ensamblarlo en Japón, va a comenzar a producirlo también en suelo norteamericano para ser más competitivos en costes y copar mejor la alta demanda.

Dentro

Los detalles técnicos son más relevantes. Lo sé. Vayamos a ello; en primer lugar, el coche ha de pesar 70 kilos menos. Es una promesa que se hicieron para que la EPA, la agencia de protección medioambiental de los Estados Unidos, les diera la máxima calificación de coche ecológico.

Menos peso, mejor aerodinámica, menos consumo y emisiones. Pero hay más trabajo que hacer. La mutación más fundamental es el paso de las baterías de Níquel Metal Hidruro a las de Ion-Litio, que tienen una mejor densidad para acumulación y recarga, y pesan mucho menos. Eso sí, son más caras. A ver cómo compensan eso en el precio final. De todas maneras, está decidido, Toyota hará el cambio de baterías progresivamente en todos su modelos y, por extensión, lo mismo sucederá en Lexus.

El sistema de gestión térmica-eléctrica made in Toyota, el famoso Hybrid Synergy Drive (HSD) también será de cuarta generación, concienzudamente revisado para optimizar el máximo posible el coche normal y favorecer la compatibilidad con la versión enchufable cuando se lance, aún más frugal.

La buena nueva para los que, como el abajo firmante, somos reacios a los cuadros de mandos centrales, el Prius IV tendrá un tablero convencional, con relojes y mandos orientados al piloto.

En cuanto se cuele alguna foto, teaser, render, o lo que sea, os lo enseñaremos enseguida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *