Sharapova y Webber dando un paseo en el 918 Spyder

Sharapova Webber Porsche
Como buena embajadora de Porsche que es, y como gran tenista que ha demostrado ser a lo largo de los últimos años, Maria Sharapova conquistó el torneo de Stuttgart, el que patrocina la firma alemana por el simple hecho de disputarse a muy poca distnacia de donde está su sede.

La rusa lo ganó por tercera vez consecutiva, por lo que se embolsó 131.355 dólares de premio (unos 94.000 euros al cambio actual). Además, como ya viene siendo tradición, le regalaron otro coche, esta vez un precioso Porsche 911 Targa 4S de color azul al que no dudó en subirse con una sonrisa de oreja a oreja.

Justo antes de que eso ocurriera tuvo la oportunidad de dar un paseo que a muchos nos gustaría dar. Al lado de Mark Webber, que actualmente es piloto oficial de Porsche en el Campeonato Mundial de Resistencia, viajó como copiloto en un Porsche 918 Spyder, el superdeportivo híbrido de la casa que cuesta la friolera de 787.069 euros en España.

Un superdeportivo eficiente

Aunque no sea precisamente bajo, el australiano disfrutó como un enano y reconoció que es un coche tentador. Sus 887 CV a 8.500 rpm y un par máximo de 1.275 Nm fueron suficientes para seducirle. Gracias a ello puede acelerar de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos y superar los 340 km/h de velocidad punta. Y lo más sorprendente de todo: solo consume una media de 3,3 l/100 km.

Te dejo con el vídeo del paseo. Podrás escuchar las palabras de los dos protagonistas y ver lo bien que se lo pasaron en el coche más caro que ha fabricado Porsche a lo largo de su historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *