Resumen de los mejores motores del año 2013


¿Quién no ha visto en la publicidad de cualquier marca la etiqueta “mejor motor internacional del año”? Esto es porque hay cuarenta concursos en cuarenta países, y cada cual barre para su casa. El International Engine of the Year Awards de Alemania es uno de los certámenes más longevos y que más eco mediático tienen. Pero, claro, hay un problema, y es que, aunque el jurado lo formen periodistas de distintos países, no sé qué pasa que en cada categoría aparece un propulsor de VAG, de BMW o de Audi.

Para que no se les vea el plumero, dejan caer premios a otras marcas, y una vez cada varios años, como mejor motor valorado entre todas las categorías eligen uno que sorprenda y despiste.

Es lo que ha pasado con el tricilíndrico turbo 1.0 EcoBoost de Ford (foto de cabecera). Ha salido victorioso como mejor motor del mercado por segundo año consecutivo. Repito: un fenómeno que sólo se ha dado tres veces en quince años. Y, aún así, hay truco, porque Ford es americana, pero el peso que tiene en la marca la división alemana de Colonia es muy grande. Podríamos decir que ahora Ford es bicéfala, y una de sus cabezas, la alemana precisamente, ha sido determinante en la creación de este propulsor.

En segundo y tercer puesto de la categoría absoluta -oh! sorpresa!- están el 1.4 TSI TwinCharger de VAG y el 2.0 Turbo gasolina de BMW.

Pero vayamos categoría por categoría y congratulémonos con los premiados motores del 2013.

Mejor motor nuevo

Ganador el 1.4 TSI, pero lo cuentan como nuevo porque se trata del ACT, la última revisión del viejo bloque que incorpora desconexión automática de cilindros. Por ahora, sólo lo calzan el Golf VII y una versión del Polo.

Mejor motor verde

Aquí le han dado licencia a Fiat Powertrain. Han premiado a la variante del TwinAir 0.9 que admite gasolina y GNC (Gas Natural Comprimido).

Mejor motor de altas prestaciones

Otra para el grupo Fiat. El laureado es el 6.3 V12 de Ferrari. Lo lleva, por ejemplo el bonito cuatro plazas y tracción total FF, con 660 CV. Fernando Alonso tiene uno de color gris.

Mejor motor de menos de 1 litro

Obviamente aquí se lo ha llevado el EcoBoost de Ford, además del Óscar a la mejor película, pero Volkswagen ha querido que su 1.0 tricilíndrico también estuviera en el top con el tercer puesto.

Mejor motor entre 1 y 1.4 litros

Pesados y previsibles. Otra vez el 1.4 TSI, pero en lugar del ACT, que ya está coronado como mejor motor nuevo, ésta es la versión más antigua y potenciada, la Twincharger, con 150 CV. El Ibiza FR es uno de los que lo emplean.

Mejor motor entre 1.4 y 1.8 litros

Resultado de una aliaza franco-germana. El 1.6 turbo PSA-BMW que en Peugeot llaman THP y que en BMW utilizan los MINI y los Serie 1. La mitad del premio para Francia y la otra mitad se queda en casa.

Mejor motor entre 1.8 y 2 litros

Es el ganador del tercer premio de la categoría absoluta, el citado 2.0 turbo de gasolina de BMW. En la Serie 3, por ejemplo, lo usan el 320i y el 328i.

Mejor motor entre 2 y 2.5 litros

El jurado argumentó que, aunque hubiese otros aspirantes más nuevos o avanzados, las prestaciones del tragasangre 2.5 TFSI de Audi con cinco cilindros pesaban lo suficiente como para hacerle el vencedor.

Mejor motor entre 2.5 y 3 litros

Otro para los Alemanes, aunque esta vez se lo lleva Porsche (ahora que lo pienso, Porsche también es VAG, o viceversa). El bloque es el 2.7 bóxer. Se puede ver en el Cayman y en el Boxter.

Mejor motor entre 3 y 4 litros

Por más que les duelan las entrañas, han cedido la corona a unos británicos. Es el 3.8 V8 del McLaren MP4-12C.

Mejor motor de más de cuatro litros

Para los superdeportivos, repiten con el pedigrí del Ferrari 6.3 V12, que hace doblete como el Ford, al haber ganado también en la categoría “Mejor motor de Altas Prestaciones.” Se me ha echo extraño que Mercedes no haya subido al número 1 en ninguna candidatura. Sólo aquí el AMG 5.5 V8 se ha colado en el tercer puesto del podio.

Como puede apreciarse, entre todos los fabricantes del mundo, no hay en el número uno ni un sólo propulsor japonés. Mazda casi lo logra con el diesel 2.2 Skyactiv, pero nada. Competía en la categoría de entre los 2 y los 2.5 litros y se queda en segundo puesto. El 2.5 TFSI de la Edad de Bronce, al parecer, le supera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *