Nuevo BMW Serie 2 Active Tourer


El BMW Serie 2 Active Tourer ya es una realidad palpable. El nuevo compacto de la firma alemana llegará muy pronto al mercado alardeando de versatilidad, una característica que se suma a las que ya ofrecen en todos sus modelos: elegancia, estilo y dinamismo.

Se beneficia de numerosas soluciones de BMW EfficientDynamics y mejora la experiencia al volante gracias a BMW ConnectedDrive. Hablan de eficiencia y deportividad a partes iguales, ya que sus nuevos motores de tres y cuatro cilindros ofrecen unas prestaciones muy aceptables.

Dimensiones compactas

Mide 4.342 mm de largo, 1.800 de ancho y 1.555 de alto. Son dimensiones compactas para un cinco plazas, pero la distancia entre ejes es de 2.670 mm para aprovechar al máximo el espacio. Además, la línea del techo es algo más elevada con el mismo propósito.


Si lo comparamos con la berlina, el Serie 2 Active Tourer ofrece unos asientos más elevados para disfrutar de una visibilidad panorámica notable. Han aprovechado todos los rincones incorporando numerosos vanos portaobjetos y en opción es posible elegir un techo panorámico que te permite ganar luz en el habitáculo.

El maletero tiene capacidad para 468 litros, ampliables a 1.510 con el respaldo de la fila de asientos trasera abatido en relación de 40:20:40. Además, puedes jugar con el espacio desplazando horizontalmente la banqueta de los asientos posteriores. De esta forma puedes ampliar el espacio del maletero o el de la altura de las rodillas.

El enorme portón del maletero puede abrirse y cerrarse automáticamente de forma opcional a través de un botón. También es posible accionarlo llevando a cabo un movimiento debajo del paragolpes posterior, utilizando la función Smart Opener que va incluida en el equipamiento opcional Acceso confort.

Tres motores a elegir

A nivel de motorizaciones hay que hablar de una oferta interesante. Sus motores de tres y cuatro cilindros, montados transversalmente, son ligeros, de bajo consumo y potentes. Cumplen con la normativa de emisiones Euro 6 y no les falta la función Auto Start/Stop, además del sistema de recuperación de energía de frenado (Brake Energy Regeneration) o el indicador de cambio de marchas.

El BMW 218i Active Tourer, con motor gasolina de tres cilindros, es un 1.5 litros que entrega 136 CV. Consume una media de 4,9 l/100 km y emite 115 g/km de dióxido de carbono. La caja de cambios es manual de seis velocidades.

El tope de gama será el BMW 225i Active Tourer, con un cuatro cilindros que eroga 170 CV de potencia y te permite acelerar de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos. Alcanza una velocidad máxima de 235 km/h y consume una media de 6 l/100 km. Las emisiones son de 139 g/km.


La opción diésel será el BMW 218d Active Tourer, que destacará por un consumo medio de 4,1 l/100 km y 109 g/km de emisiones de dióxido de carbono. Es un cuatro cilindros de 110 CV y 330 Nm de par máximo con el que se puede acelerar de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos hasta alcanzar los 205 km/h de velocidad punta.

La tracción de este modelo de BMW es delantera. Hablan de un nuevo chasis con eje delantero de articulación única y montantes telescópicos y eje posterior de brazos múltiples. Todo con el objetivo de que sea una máquina precisa y dinámica, algo para lo que también contribuye la dirección electromecánica.

Paquete deportivo M

Si quieres tener un Serie 2 Active Tourer más agresivo, lo mejor que puedes hacer es añadir el paquete deportivo M. La Sport Line se encarga de modificar tanto el interior como el exterior, con detalles de personalización que te permiten añadir opcionales muy preciados.

No estará disponible hasta noviembre, pero cuando llegue podremos disfrutar del paquete aerodinámico M, el chasis adaptativo M o las llantas M de 17 o 18 pulgadas. Además, el volante podrá ser M multifunción forrado con piel y los asientos deportivos con tapicería específica. Por si fuera poco, a finales de otoño también podremos decantarnos por un Serie 2 Active Tourer con tracción total inteligente xDrive.

Máxima conectividad garantizada


Terminamos con lo que nos ofrece BMW ConnectedDrive. La información y el entretenimiento están garantizados para incrementar los niveles de seguridad y confort a bordo. Incluye un asistente de conducción en retenciones de tráfico (Traffic Jam assist) y control de crucero con función Stop&Go que muestra imágenes en 2D.

Con BMW ConnectedDrive Services & Apps puedes conectar tu smartphone al coche para utilizar aplicaciones. También puedes contratar servicios como Concierge Services o el que te informa sobre el estado del tráfico en tiempo real. De forma opcional podrás adquirir una pantalla virtual tipo Head-up display para visualizar parte de la información a todo color sobre una placa transparente escamoteable ubicada en el volante y el parabrisas.

Con todo esto será un modelo similar al SEAT Altea o el Opel Meriva, aunque su principal competidor será el Mercedes-Benz Clase B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *