Mercedes CLS Shooting Brake para 2012


El Mercedes CLS Shooting Brake Concept será el próximo prototipo que Mercedes presentará en el Salón de Pekín. Estamos hablando de un modelo familiar dinámico y elegante que sirve para anticipar el futuro de la nueva generación del CLS familiar. Evidentemente, viendo las imágenes podemos pensar que estamos ante un concept que se acerca mucho a lo que se suele ver en modelos de producción, no es muy estrafalario y sigue la línea de los nuevos modelos de la firma alemana.


Ciñiéndonos a la definición exacta, deberíamos pensar que un shooting brake es un coupé de dos puertas al que se le añade un gran maletero para poder transportar rifles en las partidas de caza. Sin embagro, esa definición ha ido cambiando con el paso de los años.


Estéticamente no puedo dejar de pensar que es una maravilla. Tanto el BMW Serie 5 Gran Turismo como el futuro Audi A7 no le hacen sombra, aunque por precio tampoco se espera una competición feroz en ese sentido. Su frontal, concretamente sus ópticas, nos recuerda mucho al del Mercedes F800 Style, un modelo que fue presentado en el último Salón de Ginebra. Eso sí, en este caso la tecnología empleada es 100% LED. En total son 71 LEDs aglutinados en cada faro, casi nada.


Viéndolo lateralmente, podemos decir que tiene una cintura alta, influenciada por los pasos de rueda. La línea del techo se desprende poco a poco para caer junto a la zaga lentamente, lo cual le otorga un marcado carácter deportivo, lejos de familiares más sobrios como el Clase E Estate. Las ópticas traseras, también LED, son preciosas. Como complemento, dos salidas de escape cromadas que no desentonan para nada.


En cuanto a detalles que es probable que no lleguen a producción, tenemos que destacar las llantas de 20 pulgadas montadas sobre neumáticos 255/30 ZR 20 delante y 285/25 ZR 20 detrás y los pequeños retrovisores.


El cuero es el material predominante, pues cuenta nada más y nada menos que con 10 metros cuadrados de este material. Todo está tapizado en piel y con doble ribeteado artesanal. Eso sí, es de esperar que el modelo de producción no tenga tantas florituras, como por ejemplo las alfombrillas que Maybach monta en algunas de sus limusinas como opcional o el techo tapizado con seda.


El maletero es uno de los puntos que más han cuidado teniendo en cuenta que es un coche destinado a las familias. El piso está completamente cubierto de madera y aluminio, mientras que a ambos lados hay compartimentos de varios tamaños, con cajones para guardar objetos tan exclusivos como un MacBook.


Por último, hay que decir que en Pekín lo exhibirán con un motor 3.5 V6 de inyección directa capaz de entregar 306 CV y y un par máximo de 370 Nm. Por si fuera poco, en Autoblog se atreven a decir que también verá la luz un 4.6 V8 turboalimentado capaz de entregar 435 CV con 550 Nm de par. ¿Los consumos? Todavía no hay información sobre ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *