Los Volkswagen Beetle y Up! ganan en personalización


Los Volkswagen Beetle y Up! son desde ahora un poco más personalizables. Esto es así gracias a los accesorios originales que se suman a las muchas opciones que ya de por sí ofrecen estos dos modelos de la firma alemana.

En este caso tenemos que hablar de vinilos para la carrocería. Para el Beetle se puede optar por una doble banda longitudinal (en blanco o en negro, que por cierto me recuerda mucho a la que propuso JE Desing), por una banda horizontal lateral, por el escudo de Wolfsburgo, por la típica bola de billar negra con el número 8 y por otras opaciones más que te permiten ser diferente a los demás.

Estos vinilos se pueden combinar con el resto de accesorios del catálogo, así que muchos no tardarán en acudir a los concesionarios para ser los más exclusivos del barrio (y los que más dinero se gastan en el coche).


Para el Up! hay dos vinilos posibles que van pegados en el techo. El primero recuerda por su incripción a una caja de cartón y el segundo dispone de las marcas viales que se utilizan en el asfalto para separar carriles. En este último caso se prolongan hasta el capó, lo que no sé si servirá para pasar desapercibido ante la policía.

El tuning se va extendiendo por suerte o por desgracia. Eso sí, no hablamos de alerones y llantas horribles, hablamos de ‘pijaditas’ que sirven para que algunos se sientan mejor cuando le enseñan el coche al vecino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *