Los mejores sistemas antirrobo para motos

Quien tiene una moto sabe lo importante que es asegurarse de que jamás se la van a robar. Los ladrones se las saben todas y es por ello que hay que confiar en sistemas antirrobo para moto como los que voy a mencionar en este artículo.

Antes de analizarlos uno por uno, merece la pena conocer un dato que habla de lo peligroso que puede ser tener la moto en la calle. En España cada día se roban unas 120 motos, por lo que al cabo del año la cifra total de robos ronda las 45.000. Barcelona y Madrid están en lo más alto del ranking, mientras que la moto urbana tipo scooter es la más robada de todas.

Sistema antirrobo de cable

Este sistema es muy fácil de llevar a cualquier parte porque pesa poco, pero tiene un gran inconveniente, ya que se puede cortar con relativa facilidad utilizando una cizalla. Es por ello que normalmente se recomienda como un extra de seguridad cuando ya hay otros candados.

Las cadenas

Con las cadenas uno está bastante más tranquilo, ya que el grosor del acero de los eslabones puede ser considerable, algo que dependerá de lo que estemos dispuestos a gastarnos. Además, es uno de los mejores antirrobos de motos porque se adaptan muy bien a cualquier elemento al que queramos unir la moto. ¿Una mala noticia? La única es la del peso, ya que los hay que son bastante pesados.

Candados articulados

Son los que tendemos a llamar «pitón» por la marca que los inventó. Se trata de un candado de cable que cuenta con la protección armadura de casquillos metálicos y una funda de plástico. Se podría decir que son más seguros que los candados de cable. Por otra parte, los dueños de una scooter pueden comprar un candado articulado especial que se colocan en el manillar para bloquear un extremo.

Horquilla

La forma de «U» que tienen es la que les da ese nombre. La estructura es de metal circular y disponen del espacio necesario para abrir y meter en la parte central alguna parte de la moto. Se pueden colocar en ambas ruedas y juntarlas con una farola, por poner un ejemplo. Es verdad que transportarlos no suele ser lo más sencillo del mundo porque son un poco aparatosos, pero a su favor hay que decir que son un sistema antirrobo muy seguro. Cuanto más grueso y cementado sea el acero de las barras que dibujan la «U», mayor protección tendrá la cerradura.

Antirrobo de disco

No es casualidad que el sistema antirrobo de disco sea el más utilizado en las ciudades. Es ligero y económico, además de ocupar poco espacio. Lo que hace es bloquear el disco del freno de la moto para impedir que la rueda gire. También se puede utilizar para cerrar cadenas y existe la posibilidad de adquirirlo con alarma incluida. ¿Desventajas? Que la moto no queda completamente inmovilizada y existe el riesgo de que no recordemos que está colocado y tengamos un accidente al arrancar. Lo bueno es que siempre estás a tiempo de comprarlo de un color lo suficientemente llamativo como para que te des cuenta cada vez que te subas a la moto. Y no solo eso, sino que también existen cables de recordatorio que se colocan desde el candado a una de las manetas.

Anclajes

Por último, y no por ello menos eficaz, hay que hablar de los anclajes que se fijan al suelo o a un muro utilizando tornillos de seguridad. Es un sistema antirrobo muy recomendable para quienes aparcan en un garaje, ya que basta con colocar un candado para que la moto esté bien asegurada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *