Los coches de los antihéroes más famosos del cine


Ya sea en el mundo del cine, la literatura o el ´comic, los antihéroes poseen cualidades y conductas que nos atraen a todos. Según el diccionario de la Real Academia Española, “aunque el antihéroe desempeña las funciones narrativas del héroe tradicional, difiere en su apariencia y valores”. Y es que el antihéroes representa esa figura rebelde y honesta hasta al final con sus propios valores. Hoy vamos a repasar los coches de los mejores antihéroes que pasaron por la pequeña y gran pantalla.

Plymouth Road Runner de 1969 (Drive)


Drive (Ryan Gosling) es un conductor especialista de cine (al menos por el día) pero al caer la noche se transforma en un conductor especialista en fugas. No hay trabajo que se le resista ni persecución que le detenga, Drive se siente a gusto en su Plymouth Road Runner de 1969. Se trata de un muscle car producido por Plymouth que aguantó en el mercado hasta 1980. Se ganó la fama por ser un vehículo de bajo coste pero con una potencia notable gracias a un motor V8 de 6.3 L, el cual podía superar el cuarto de milla en 14 segundos con una velocidad máxima de 169 km/h.

Ford Falcon XB GT de 1973 “V8 Interceptor” (Mad Max)


Si has visto las dos primeras entregas de la saga futurista posnuclear ‘Mad Max‘ (1979) seguro que recuerdas bien el coche de Max Rockatansky (Mel Gibson), un policía encargado de la vigilancia de una autopista. El modelo real era un Ford Falcon XB GT Coupe de las que salieron solamente 1.000 unidades, casi todas dedicadas al mercado australiano. Tenía un motor Ford Cleveland 351 V8 con una potencia de 300 CV, lo que daba una velocidad punta al “Interceptor” de 193 km/h. Obviamente, el modelo que vemos en la saga está retocado para darle una apariencia más salvaje, aunque no pasó de la segunda parte dado un accidente que lo dejó en el desguace.

Ford Gran Torino


Hoy en día muchos recuerdan el Ford Gran Torino gracias a la película dirigida por Clint Eastwood que lleva su nombre, aunque quizás a alguien le suene de la serie “Tarski y Hutch” allá en los años 70. Y es que su personaje de Walt Kowalski en el filme, refleja bien la personalidad de un antihéroe devastado por la guerra de Corea y alejado del mundo. El Gran Torino se trata de un coche construido por Ford y en el cual se montaron varios motores, desde un 28 caballos, hasta el 429 CV pasando por la versión “Cobra Jet”, quizás la más conocida de todas. Y es que algo tienen los muscle car de segmento D que eligen bien a los antihéroes para sus volantes.

Chevrolet Suburban 1999 (Los Soprano)


Antes de que Tony Soprano se comprase aquél Cadillac Escalade de color blanco y reluciente, el mafioso más recordado de la pequeña pantalla (ya que no consideramos mafioso a Walter White) comenzó la serie al volante de un 4×4 Chevrolet Suburban rojo más modesto y quizás menos llamativo. En su papel de antihéroe en ‘Los Soprano’, James Gandolfini llegó a encandilar a los críticos del mundo, recibiendo multitud de premios y nominaciones. Para llevar a cabo esta serie de 86 episodios se utilizaron dos modelos del Suburban, aunque uno salió a subasta en Ebay con 86.488 kilómetros recorridos y ese olor a habano peculiar. El vehículo se vendió con una prueba de autenticidad en la tapa del espejo retrovisor, donde el fallecido actor había dejado un mensaje a su futuro dueño: “Be nice to my car” (“Trata bien a mi automóvil”).

Cadillac Series 62 Convertible de 1963 (Scarface)


Muchos ya conocemos a Tony Montana, un peculiar aspirante a Gangster que comienza su sanguinaria historia en Miami con la ayuda de su amigo Manny Rivera. En ‘Scarface‘, se le puede ver junto a un precioso Cadillac Series 62 descapotable del año 1963, de color amarillo y el habitáculo (sillones, puertas y salpicadero) forrados en tonos leopardos. Si lo que buscaban era no llamar la atención, estaban muy equivocados. Lo cierto es que Tony es un antihéroe al que poco le importan las consecuencias siempre que tenga una montaña blanca delante, un habano y un buen traje encima.

Checker Taxi (Taxi Driver)


Si Clint Easwood interpretaba un hombre amargado por la guerra de Corea en ‘Gran Torino’, Travis Bickle (Robert De Niro) sufre las consecuencias y el insomnio crónico de la de Vietnam. En ‘Taxi Driver‘ (1976) De Niro interpreta a un insociable antihéroe a la americana que trabaja como taxista de Nueva York. Los dos únicos amores de su vida son, por supuesto, Betsy (interpretada por Cybill Shepherd) y su Checker Marathon versión taxi. Aquel modelo, conocido también como el “Superba”, montaba un motor Continental de 6 cilindros y 80 CV de potencia, aunque una vez que Chevrolet se encargó de dar potencia este modelo, instaló un bloque V6 de 140 CV y dos V8 de 195 y 250 caballos. Suficiente para un taxi.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *