Los 5 Ferraris más espectaculares de la historia


Ningún fabricante en el mundo ha levantado tanta fascinación y encanto por los automóviles deportivos como la renombrada marca italiana Ferrari. Su impulsor, Enzo Anselmo Ferrari, fue todo un emprendedor en el mundo de la competición desde 1929 y solo 18 años más tarde sacaba al mercado su primer modelo de calle denominado Ferrari 125 S con un impresionante motor V12. Desde entonces, la casa del Cavallino Rampante ha fabricado toda clase de leyendas a las cuatro ruedas. Hoy te presentamos un resumen con 5 Ferraris espectaculares que dejaron su huella en la historia.

Ferrari 250 GTO


Fue construido por Ferrari entre los años 1962 y 1964, siendo reconocido como uno de los coches más bellos de todos los tiempos. Sin duda éste modelo es el Santo Grial de los coleccionistas por su impresionante trayectoria, su viva leyenda y la exclusividad a la que pertenece. Sólo fueron fabricadas 36 unidades del Ferrari GTO “Gran Turismo Omologata” (Gran Turismo Homologado), una berlinetta de dos puertas diseñada por el ingeniero Giotto Bizzarrini. Como consecuencia, en 2013 una sola unidad de éste modelo fue subastada por nada menos que 38 millones de euros, convirtiéndose en el coche más caro de la historia.

Su fabricación fue una destilación de dos fórmulas triunfales, se mezcló la estética del Ferrari 250 GT SWB con los nuevos motores V12 de 3.0 litros de cilindrada. ¿Cómo demostraron sus capacidades al mundo? Sencillo, lo llevaron para conquistar las 12 Horas de Sebring de 1962, aunque finalmente quedó segundo por detrás de un modelo puramente de competición, el Ferrari 250 Testarossa.

Ferrari Testarossa


Un coche del que todos hemos oído hablar alguna vez, emblema de la revolucionaria edad de los 80 en automóviles deportivos y el más predominante de una raza de coches llevados a televisión, como en ‘Miami Beach’ (Corrupción en Miami) o ‘Magnum’ (aunque ésta última muestra un Ferrari 308 GTB). El Testarossa Fue presentado oficialmente en el Salón de París de 1984, rompiendo los moldes estéticos de la época con su diseño Pininfarina y causando una gran expectación. El sustituto natural del Ferrari BB 512i tuvo una tirada de hasta 7.200 unidades fabricadas entre 1984 y 1992.

Bajo su capó se esconde un imponente motor V12 de 390 CV de potencia capaz de alcanzar los 300 km/h, toda una bestia que ha trascendido a mito con el paso de los años.

Ferrari F40


Pocos meses antes de su fallecimiento a los 90 años, Enzo Ferrari Il Commendatore estaba intranquilo por la reputación de sus modelos en las competiciones de resistencia y velocidad. Sus coches no dominaban las pistas, su mecánica no estaba en vanguardia. ¿Qué pensó entonces? Ordenó poner toda la carne de Maranello en el asador, una inversión importante que diera como resultado un coche único, invencible y elegante, un cohete que convirtiese al Porsche 959 en un mero reflejo de sus retrovisores.

Así comenzó en 1987 el nacimiento del potente F40, un automóvil deportivo que conmemora el 40 aniversario de la marca italiana. Fue comercializado hasta 1992 como el sucesor del Ferrari 288 GTO, llegando a duplicar las 1.200 unidades que (desde su puesta a punto) tenían pensado fabricar en Maranello. Los años no pasaron balde para él, ya que fue reconocido como mejor coche del mundo hasta la aparición del BugAtti EB110 o el McLaren F1 muchos años después.

El Ferrari F40 posee un motor de gasolina V8 biturbo que desarrolla una potencia máxima de 478 CV a 7000 rpm, y una velocidad punta de 324 km/h.

Ferrari F50


Otro modelo de conmemoración que ha pasado al olimpo de los mejores cavallinos de la inigualable historia de Ferrari. En éste caso, las bodas de oro en Maranello dieron como resultado al sustituto de un F40 que dejaba el listón muy alto. Ferrari soplaba 50 velas de su cumpleaños y estaba claro que su F50, desarrollado en 1995, tendría que ser mucho más exclusivo que su anterior versión de aniversario. Como consecuencia, se fabricaron solamente 249 unidades (a dos unidades fabricadas al mismo tiempo) bajo un ambiente más reservado, familiar y protegido. Incluso los dueños de éstos coches podían visitar la planta de montaje y adaptar todas sus necesidades a la fabricación, todo un derecho según la marca.

El F50 está construido totalmente en fibra de carbono y aluminio con ranuras al estilo panal de abeja. Bajo sus remaches cubre un motor V12 de 520 CV a 8500 rpm que consigue una velocidad máxima de 325 km/h.

Ferrari LaFerrari


Y llegamos al que, seguramente, será el Ferrari más laureado de nuestra década y uno de los más impresionantes jamás remachados por los mecánicos de Ferrari. Fue presentado en el Salón de Ginebra 2013 como el primer deportivo híbrido de la marca, suponiendo la máxima expresión de ingeniería y excelencia. El LaFerrari es más veloz que el F12 Berlinetta o el modelo Enzo, más amplio que el 348 tb, más aerodinámico que el Testarossa o el 360 Modena, y más espectacular que el 458 Italia.

Se fabricaron 499 unidades (una de ellas para Cristiano Ronaldo), todas con motor V12 de 6.3 litros y 800 CV de potencia, caja de cambios automática de doble embrague DCT de siete velocidades, y un segundo motor eléctrico de 120 kW (con baterías de solo 60 kg) que le otorga unos 163 CV extras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *