Lamborghini Asterion LPI 910-4, un Miura actualizado

Lamborghini Asterion LPI 910-4
Lamborghini también se ha plantado en el Salón del Automóvil de París con una interesante propuesta. Se trata de un prototipo que por ahora se conoce como Asterion LPI 910-4. Por su aspecto rápidamente puedes pensar que han cogido los bocetos del Miura y han añadido cuatro pinceladas para ponerlo al día.

Más allá de esa observación totalmente subjetiva, lo que realmente nos llama la atención es que se trata del primer híbrido enchufable de la compañía italiana. Funciona con un sistema híbrido formado por un motor de gasolina atmosférico V10 de 5.2 litros de cilindrada y 610 CV (el mismo que monta el Huracán) que trabaja junto a tres motores eléctricos de 300 CV. La suma, por tanto, es sencilla: 910 CV que quedan reflejados en su nombre. ¿Y lo del 4? Tiene que ver con la tracción, que es a las cuatro ruedas. ¿Y lo del LPI? Por la disposición del motor (longitudinale posteriore en italiano). ¿Y lo de Asterion? Por la figura mítica del Minotauro.

Ligero y muy rápido

Aunque pesa 250 kilos más de lo que sería normal por culpa de esa combinación de propulsores, el Asterion LPI 910-4 es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3 segundos hasta alcanzar una velocidad punta de 320 km/h. Eso le sitúa muy cerca del Ferrari LaFerrari y el McLaren P1, que completan el sprint en una décima menos.

Lamborghini Asterion LPI 910-4 2
El motor delantero, que va alojado justo detrás del habitáculo, se encarga de que las ruedas traseras se muevan. También es esa la labor de un motor eléctrico que va alojado entre la transmisión y el motor de combustión. Los otros dos motores mueven las ruedas del eje delantero, que es donde podemos encontrarlos. La transmisión, por cierto, es de doble embrague y de siete velocidades.

Modos de conducción

A través de un mando del volante puedes seleccionar cualquiera de los tres modos de conducción disponibles: Z, Y y T. Con el Z, que tiene que ver con las cero emisiones, solo funcionan los dos motores del eje delantero, así que el Asterion pasa a ser un coche de tracción delantera que no consume nada de gasolina. Así puede recorrer hasta 50 kilómetros y el cambio de modo se produce al rebasar los 125 km/h. El modo I es el híbrido (los cuatro motores trabajan al unísono) y el modo T es el que solo implica al propulsor de combustión.

Lamborghini Asterion LPI 910-4 4
La batería que da de comer a los motores eléctricos está situada en el túnel central del habitáculo y es de iones de litio. No conocemos ni la potencia ni la capacidad de la misma, pero sabemos que se recarga conectada a una red eléctrica convencional o durante las fases de desaceleración.

Para terminar, antes de dar paso a la escueta pero interesante galería de imágenes del Asterion, decir que el color de la carrocería es el Azul Elektra, cuenta con cuatro salidas de escape (dos a cada lado) y las llantas de aleación son de 20 y 21 pulgadas sobre neumáticos Pirelli.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *