La policía sueca presume de Volvo V90

Volvo-V90-policia-sueca-1
La policía sueca ha querido barrer para casa a pesar de que Volvo pertenece a una empresa china llamada Zhejiang Geely Holding Group. Han optado por el nuevo Volvo V90 como vehículo especializado para dar caza a todos aquellos que tratan de huir a toda velocidad.

Por lo visto da la talla

El coche ha recibido todos aquellos ajustes que requiere un modelo destinado a labores policiales. De hecho, la policía sueca lo sometió a una prueba automovilística en la que se valoran cinco aspectos que consideran fundamentales: conducción de emergencia a velocidades elevadas, un circuito de obstáculos, prueba de frenos y maniobras con y sin frenado.

La puntuación final, un 9,2 sobre 10, es la más elevada que ha obtenido un coche policial desde que se llevan a cabo estas pruebas. Por eso están convencidos de que va a ser un compañero de trabajo perfecto, porque apenas han detectado errores en sus componentes. El motor, la tracción, la caja de cambios, el chasis y la suspensión ofrecen un rendimiento excelente.

No se descarta que otros cuerpos de policía quieran hacerse con una unidad similar en los próximos meses. En países como el Reino Unido, Italia, Holanda o Noruega ya saben lo que es confiar en Volvo para dar caza a quienes se saltan las normas.

Volvo-V90-policia-sueca-2

Modificaciones a cargo de un departamento especial

Hay que decir que la división de Vehículos Especiales de Volvo Cars se encargó de dotar de más robustez y dinamismo al chasis, mejorando tanto los frenos como la suspensión y añadiendo todos los elementos de comunicación que son necesarios para que la policía pueda trabajar en equipo.

Larga tradición

Acabo diciendo que Volvo y la policía sueca se conocen desde hace mucho tiempo. En 1929, años antes de que estallara la Segunda Guerra Mundial, la policía de ese país vigilaba las calles conduciendo un Volvo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *