La familia BMW prepara la bienvenida al nuevo X7


En los últimos días BMW ha anunciado su decisión de ampliar una de sus fábricas más emblemáticas, la situada en Spartanburg, Carolina del Sur. La planta, que ya había sido el centro de producción de modelos de BMW como los BMW X3, X5, X5 M, X6 y X6 M, será testigo también del nacimiento de un nuevo miembro de la familia BMW, el X7, un modelo del que lo único que ha dicho BMW es que será “más grande”.

BMW espera doblar la producción

La planta de producción de BMW de Spartanburg cumple 20 años y la marca alemana ha decidido ampliarla para poder dar abasto con la demanda de BMW existente en el mundo. Las obras pretenden estar terminadas para 2016 y se realizará una inversión de mil millones de dólares.

Además de la producción del X4 y del proyecto del X7, con la ampliación de la planta BMW espera aumentar su productividad hasta un 50% (hasta 450.000 vehículos) y, según la propia BMW, dará empleo a más de 800 trabajadores.

Una planta con historia


Desde que se pusiera en marcha en 1994, la planta de Spartanburg ha sacado de sus entrañas 2,6 millones de vehículos que ahora se encuentran repartidos por todo el mundo. En la actualidad, la planta da trabajo a más de 8.000 personas.

Cabe destacar el impacto que ha tenido la presencia de BMW en Carolina del Sur. No solo la planta de Spartanburg ha aportado en estos años 16.600 millones de dólares a la economía de la zona, sino que además BMW Group da trabajo a más de 30.000 personas en el estado.

Harald Kruger, miembro del Consejo de Dirección de BMW para Producción, ha señalado durante el anuncio de la noticia que “la planta de BMW en Spartanburg es el mejor ejemplo de una estrategia de éxito en que ‘la producción sigue al mercado’. El estado de Carolina del Sur nos ha apoyado y ha sido un colaborador valioso y fiable a lo largo de los 20 años“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *