Hyundai ix20, nuevos motores más potentes


Me cuesta clasificarlo. A él y a su hermano gemelo Kia Venga. Por un lado debería ser un monovolumen utilitario, pero con la plaga de crossovers pequeños que tenemos, algo le veo también de toque SUV a la carrocería. Poniéndole dos aditamentos un poco camperos, colaría entre los 2008, los Captur, etc, etc. Sea como sea, el coche, a tenor de las circunstancias actuales, no se está vendiendo mal. Y Hyundai acaba de implementar en la gama un diesel y un gasolina de potencia más que considerable dado el tamaño y el peso del coche.

El diesel es el que parece que está más desarrollado en cuanto a ingeniería. De hecho, es una versión nueva del 1.6 CRDi que ya montaba antes. Pero consumiendo los mismos 4,7 litros a los 100, la potencia sube de 115 a 128 CV. No está nada mal. La lástima es que las emisiones escalan de 117 a 125 g/CO2 por kilómetro, y por 5 gramos de CO2 no se libra del impuesto de matriculación español. Este motor sólo puede ir asociado a un cambio manual de seis marchas. Y lo que no me gusta es que sólo se puede adquirir si eliges el acabado tope de la gama, el Sport.

El gasolina puede convencer perfectamente a los que hagan menos kilómetros y quieran ahorrarse un pico en revisiones, precios de seguros y ulteriores pagos de ITV cuando les llegue el momento. El bloque es otro 1.6 de cuatro cilindros. Es atmosférico y le pesa un poco que la inyección no sea directa, pero acaba sacando 126 CV y consumiendo -supuestamente- una media de 5,9 litros a los 100. Antes sólo había un 1.4 de 90 CV y, la verdad, sabía a poco.

Los acabados cambian

Los equipamientos también se han cambiado en toda la gama con la llegada de estos motores, quedando estructurada en City, SLE, Tecno y Sport. La City tiene la dignidad de incluir aire acondicionado y bluetooth. Los surcoreanos equipan con buen tino sus vehículos desde el acabado más básico. Sensores de lluvia, tapicerías de cuero, navegadores, asistentes de arranque en pendiente, arranque sin llaves y todo lo que se suele encontrar en compactos y berlinas, también está disponible en sus utilitarios. Eso sí, barato no es: en un ix20, rápidamente te plantas en 20.000 euros.

Dos defectos para toda la gama ix20. Los diesel no tienen filtro antipartículas de serie y no pueden equipar Start&Stop, ni los de gasoleo ni los de gasolina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *