Fiat Linea restyling 2013


Ya está disponible en los concesionarios. Es de esos coches que se adaptan a los tiempos igual que las lagartijas al desierto. Seguro que nadie va a enloquecer con él en este artículo, pero está destinado a ir aumentando sus ventas paulatinamente, lo mismo que les pasa a todos los utilitarios. Cuesta 17.900 € porque sólo hay un acabado. Pero a la que le apliques descuentos y regateos se quedará sobre los 15.000. Considerando que siempre nos toman el pelo con el precio del coche, en el Linea no es una tomadura demasiado vergonzosa, y quien necesite espacio con poco presupuesto, se inclinará hacia él por más que lleve toda su vida soñando con un Mercedes.

Acaba de recibir un lavado de cara que donde más se deja notar es precisamente ahí, en la cara. Todo el frontal es nuevo, mientras que por detrás, apenas varía con la tapa del maletero. La zaga de este sedán, desde el principio fue bastante afortunada, al contrario de lo que suele pasar cuando a un utilitario le enganchan con pegamento un maletero.

Una sola opción

El único motor disponible es el 1.3 Multijet 95 CV, diesel conocido de sobras en casi todos los coches Fiat. Hay que darles un tirón de orejas por no haber sacado una variante gasolina Multiair. Supongo que no han querido arriesgar y van a la venta más segura. 4,9 litros de consumo medio y 129 g/km de emisiones, de modo que aunque sea el tramo más bajo, ha de pagar impuesto de matriculación. El tanto a favor en este motor es que lleva cadena en lugar de correa de distribución, reduciendo bastante sus gastos de mantenimiento.


Todo el salpicadero ha sido sustituido por el del Punto EVO, y puedo dar fe de que no es un mal interior. Materiales que resistirán bien el paso del tiempo y que tienen una correcta apariencia.

Tampoco va mal equipado. Control de tracción, airbags laterales (los frontales no se mencionan porque son obligatorios), faros antiniebla, aire acondicionado, elevalunas eléctrico en las cuatro puertas, llantas de aleación de 16”, reposabrazos central y equipo de sonido con manos libres. Y si te quieres ahorrar mil euros, te puedes quitar las llantas, los antiniebla, las ventanillas eléctricas de atrás y los airbags laterales.

Sus rivales más agresivos van a ser el Toledo y el Skoda Rapid. Y a igualdad de motores y equipamiento, ninguno de ellos le hace sombra al Linea en cuanto al precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *