Esto es lo que pasa cuando no sabes conducir un Shelby Cobra


Conducir un Shelby Cobra es conducir uno de los coches más míticos de la historia de la automoción. Por eso la responsabilidad es muy grande cuando uno tiene la suerte de agarrar su volante con las dos manos. Pero claro, siempre está el típico “flipao” que no ha nacido para ser un Fernando Alonso, sino más bien todo lo contrario.

Además de eso, el Shelby Cobra que conduce el protagonista del siguiente vídeo no es un Shelby Cobra cualquiera. Es un Shelby 427 ‘Semi-Competition’ Cobra de 1967. Una joya que solo podemos ver en los salones del automóvil donde admiten coches clásicos, puesto que únicamente existen 29 unidades en todo el mundo, la mayoría de las cuales descansan en garajes americanos.

En su afán por demostrar que la carretera es suya no sufre un accidente de milagro. El Shelby se pone el disfraz de tractor cortacésped e inicia una excursión que seguramente se los puso de corbata al copiloto, aunque él dirá que estaba todo controlado.

Actualización: El vídeo ha sido retirado de YouTube. Lamentamos las molestias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *