Audi RS5 TDI Concept, un diésel con turbo eléctrico

Audi RS5 TDI Concept frontal lateral
El diésel no está reñido con la potencia y la deportividad. Audi lo sabe y por eso nos presenta el Audi RS5 TDI Concept, una versión magnífica para celebrar el 25 aniversario de unas siglas que todos tenemos en la cabeza: TDI.

La firma alemana ha aprovechado el estreno del nuevo bloque de 3.0 litros V6 TDI para incorporarlo por primera vez a un RS. Han llevado a cabo mejoras significativas para que el seis cilindros se capaz de entregar 385 CV de potencia, algo que se puede explicar con el hecho de añadir un compresor con accionamiento eléctrico a su compleja mecánica, aunque hay algo más.

Les gusta ser pioneros

Lo del turbo eléctrico está en la menta de todos los ingenieros que trabajan en Ingolstadt. Saben que es fundamental para seguir avanzando por ese camino que les permite anunciar nuevos modelos que son más potentes y eficientes a la vez. Eliminar compresores y turbocompresores mecánicos en favor de los eléctricos es un avance que más de una marca se está planteando muy seriamente. Pero claro, Audi quiere darse prisa para ser pionera una vez más.

Audi RS5 TDI Concept blanco y negro

Del laboratorio al circuito, y del circuito a la ciudad

La tercera generación del motor 3.0 V6 TDI que he mencionado anteriormente ha supuesto una importante ganancia en cuanto a prestaciones. Ha pasado de un techo de 272 CV a uno más ambicioso, de nada más y nada menos que 313 CV. Y si a eso encima le añades los compresores eléctricos, el resultado es un prototipo como el RS5 TDI Concept, capaz de entregar 385 CV y 750 Nm de par como el que no quiere la cosa. Ahora está en fase de pruebas, pero muy pronto hablaremos de algo cotidiano, propio de los modelos de serie más punteros de Audi.

Consume muy poco

Con el compresor eléctrico han logrado simplificar el diseño y reducir ese punto de estrés que se origina por culpa de las altas temperaturas de la caracola de escape, que en este RS5 TDI Concept desaparece. La caja de cambios es automática de ocho velocidades y la tracción es a las cuatro ruedas (quattro). Con todo, puede alcanzar los 100 km/h desde parado en 4 segundos y una velocidad punta de 280 km/h con un consumo medio de 5 l/100 km. Es de locos, pero real.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *