Alianza entre Ford y General Motors: a por los cambios de diez marchas


Cuando reventó Detroit en el 2008 y con ella todo el sector de la automoción en Norteamérica, llegó incluso a hablarse de una fusión entre los dos mastodónticos rivales. Obviamente hubiera sido una majadería, como si el Manchester City se juntara con el Manchester United, o el Betis con el Sevilla, y quedara un solo equipo. A pesar de eso, ha habido acuerdos puntuales que han sido beneficiosos para ambas corporaciones. Hoy se confirma la tercera de las alianzas entre ellas. El objetivo: las cajas de cambios más sofisticadas del mundo, con 9 y 10 marchas.

El destino serían todos los vehículos de todos los nichos no industriales: turismos, todoterrenos, crossovers y monovolumenes. Hoy en día, y fruto de un acuerdo similar, el Ford Fusion (Mondeo) y el Chevrolet Malibu comparten una caja de seis velocidades. Y hay muchos otros modelos de Ford y General Motors que no vemos en Europa que también equipan este cambio.

Pero la mirada está puesta en que las cajas nuevas sean compatibles en tracciones delanteras, traseras y totales, y que, por encima de todo, reduzcan consumos y emisiones, porque, en el caso del Chevrolet Malibú, la opción automática es cuanto menos derrochadora.

Posibles caminos e intenciones

Ford ya tiene su doble embrague PowerShift. No queda claro si las futuras cajas de diez marchas seguirán este patrón o se tratará de una vuelta de tuerca importante para la tecnología de convertidor de par, cosa que ya están ensayando algunas marcas elitistas europeas y otras americanas con ambiciones muy deportivas.

Pronto sabremos cuál es la senda de la ingeniería por la que optan. Lo que es seguro es que la compatibilidad de piezas será total, tal y como han aclarado los dos gabinetes de prensa. Aún así, también ha quedado especificado y diáfano que la gestión y puesta apunto electrónica será exclusiva de cada marca y enfocada, en cada caso, para el modelo de coche al que esté destinada la caja.

Las intenciones de General Motors ahora mismo están entre la niebla, pero creo que es evidente que Ford busca el complemento perfecto y definitivo para la tecnología EcoBoost.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *