Abarth 695 Biposto: la competición salta a la calle


La marca italiana Abarth ha debutado en el Salón de Ginebra 2014 mostrando una nueva estética de competición más radical en el 695 Biposto. Se trata de la visión más extrema y contemporánea de un coche presentado en 1964 y que hoy cumple 50 años.

El antiguo fabricante de chasis para Ferrari y vigente filial del grupo Fiat desde 1971, acaba de mostrar en primicia mundial una variante del modelo 500, aunque nada tiene con su primera generación de 699,5 cc de cilindrada y 30 caballos de potencia, ya que esta versión más versátil del modelo, aunque solo posea dos plazas, llega con inmejorables prestaciones mecánicas.

El coche más completo de Abarth


La estética exterior del coche lo dice todo. Su aspecto totalmente Racing y sus componentes quizás más orientados al mundo de los circuitos, hacen del Abarth 695 Biposto un modelo único. Está sujeto a un nuevo kit de carrocería donde destaca un frontal ancho, con parrilla inferior de tres tomas y splitter central, además de una nueva toma de aire en el capó. Las taloneras laterales y sus llantas multiradiales OZ de 18 pulgadas lo hacen más resistente y compacto a pesar de su peso, solo 997 kilos en total. Además, impresiona su difusor Akrapovic con doble salida de escape, los amortiguadores ajustables Extreme Shox, sus elementos tuning (como las pinzas de freno amarillas marca Brembo o los filtros BMC), así como su acabado en aluminio y piezas de fibra de carbono.


La marca del escorpión no se ha dejado nada por el camino (a excepción de los asientos traseros) y a pesar de renunciar a mecanismos como el climatizador o los elevalunas eléctricos, el interior cuenta con un auténtico arsenal de accesorios importantes: backets marca Sabelt con cinturones de cuatro puntos, cambio manual en H marca Bacci Romano, recopilación digital de datos MXL, barra trasera estabilizadora Poggipolini (fabricada en titanio) y lunas delanteras corredizas para no olvidarse de los 60.

Motorización

Este pura sangre italiano ha sido ensamblado con un corazón de 190 caballos, un motor denominado T-jet de 1.4 litros que puede alcanzar los 230 km/h, con una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 5,9 segundos. No obstante, su relación de peso/potencia de 5,2 kg/CV hace que las sensaciones al volante sean de un coche extremadamente ligero, seguro y manejable en las curvas. Sin duda, un modelo a tener en cuenta durante su salida al mercado a finales de 2014.

Vídeo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *