10 multas absurdas y demasiado comunes

multas de trafico
A medida que van pasando los años desde que nos sacamos el carnet de conducir, nuestra actitud se va relajando producto de la confianza y vamos adquiriendo manías propias que, en caso de ser detectadas, pueden conllevar multas económicas e incluso pérdida de puntos. La confianza en este tipo de actitudes se refuerza cuando la suerte está de nuestra parte y no son advertidas por los dispositivos humanos y técnicos de tráfico.

Este tipo de comportamientos da lugar a multas absurdas y perfectamente evitables, pero desgraciadamente demasiado comunes. Por no hablar de que algunas de estas actitudes ponen en riesgo tu integridad y la del resto de ocupantes de la vía. ¿Cuáles son algunas de estas multas absurdas que deberías evitar?

Salir del vehículo sin el chaleco reflectante

El agente de tráfico te manda salir del coche y ¡zasca!, la primera en la frente. No has puesto el chaleco. Siempre que salgas del vehículo y ocupes la calzada o el arcén en vías interurbanas debes poner el chaleco reflectante.

Estado defectuoso de las luces

Seguro que una multa por no circular con la iluminación del coche en buen estado te va a doler más que comprar unas bombillas de repuesto para ese faro que tienes fundido.

Permisos, revisiones o seguro sin actualizar

No tener renovado el permiso de conducir supone una multa de 200 euros. También, circular sin el permiso en el vehículo (aunque el conductor se identifique con el DNI) está tipificado en el código y sancionado con 10 euros.

Tocar el claxon

Para saludar, para pedir paso, para recriminar algún tipo de actitud a otro conductor… Todo uso del claxon fuera de los parámetros establecidos por el código, será castigado con una sanción leve (hasta 80 euros).

Ráfagas de luces

Un ejemplo similar al anterior. Dar ráfagas de luces para pedir paso o para avisar a otro vehículo de la presencia de un control policial (por ejemplo) está prohibido y catalogado como falta leve.

Olvidar encender las luces cuando procede

Cuando circulas por un carril VAO o entras en un túnel… Nadie está libre de una pequeña distracción, así que crea el hábito de encender las luces con cierta antelación para evitar olvidos.

Tirar cigarros u otros elementos por la ventanilla

El perfecto ejemplo de un acto fugaz, simple y a la vez estúpido en el que siguen cayendo miles de conductores. Pues seguid, seguir tirando colillas por la ventanilla. Quizá no te haría tanta gracia si supieras que tirar a la vía cualquier elemento susceptible de causar un incendio o una colisión supone la retirada de 4 puntos del carnet (y multa de 200 euros, si no me equivoco).

Comer o beber en el coche

conductor comiendo
Realizar acciones dentro del coche que distraigan la atención de la carretera es siempre sancionable. Entre ellas está, por supuesto, comer y beber en el coche, uno de los comportamientos más típicos de los conductores españoles. Está considerada como una falta leve y aunque no conlleva la retirada de puntos, la multa puede ser de hasta 100 euros. Y todo por no para 5 minutos a comer el bocadillo.

El cinturón

¿De verdad todavía pueden existir personas a las que multen por no llevar el cinturón? Pues sí, después de décadas de su implantación y de su probada labor para la seguridad de los ocupantes del vehículo, todavía hay quien circula sin el cinturón puesto. Lo recomendable es adquirir el hábito de ponerlo siempre antes de iniciar la marcha.

Marcas de los neumáticos

Deben tener al menos una profundidad de 1,6 milímetros. Además de una multa, circular con los neumáticos demasiado desgastados supone un gran riesgo para la seguridad.

Desde luego que existen muchos más comportamientos absurdos que provocan multas absurdas: maquillarse en el coche, hablar por teléfono sin manos libres, matrículas ilegibles, cargas mal colocadas, excesos de velocidad en tramos con radar… Pero eso será en otro artículo.

1 comentario

  1. Pienso que el exceso de velocidad es mal aliado para conducir.Pero ese margen del 10% que en su día autorizó la D.G.T. Es imprescindible para estímulo del conductor, y que no siempre se circula a límite de ese margen.
    Últimamente tráfico en el afàn recaudatorio no deja margen alguno para los conductores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *